Última hora
This content is not available in your region

Kanye West lanza su candidatura a presidente de EEUU en un acto de campaña poco convencional

Kanye West lanza su candidatura a presidente de EEUU en un acto de campaña poco convencional
Derechos de autor  Lauren Petracca Ipetracca/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El rapero Kanye West ha lanzado oficialmente su candidatura a la presidencia de Estados Unidos en un mitin poco ortodoxo en el que pasó de criticar a una de las activistas afroamericanas más respetadas de Estados Unidos del siglo XIX al llanto en un alegato contra el aborto con tintes muy biográficos.

El evento, que tuvo lugar en North Charleston, en Carolina del Sur, fue el primer acto de campaña de West desde que declaró a principios de este mes que se presentaría a las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 contra Donald Trump y Joe Biden.

West pronunció un largo monólogo ante la multitud en el que parecía estar haciendo anuncios políticos improvisados, tocando temas que iban desde el aborto y la religión hasta el comercio internacional y los acuerdos de licencia.

Si en realidad está buscando el más alto cargo político de Estados Unidos sigue siendo un misterio.

Vestido con un chaleco antibalas, Kanye West dio un discurso desarticulado en una reunión reservada a los invitados que tenían que firmar un formulario de exención de responsabilidad por el coronavirus, llevar mascarillas y practicar el distanciamiento social, según los medios de comunicación estadounidenses.

En medio del mitin West dijo que quiso que su mujer Kim Kardashian abortara cuando estaba embarazada de su primera hija North hasta que habló con su padre. "Mi padre quería que mi madre abortara. Mi madre me salvó la vida. No habría habido ningún Kanye West porque mi padre estaba demasiado ocupado", dijo el rapero, empezando a llorar.

Entonces dijo algo ininteligible y luego gritó: "¡Casi mato a mi hija! ¡Casi mato a mi hija!"

En otra parte de su discurso, sostuvo que la famosa abolicionista estadounidense "Harriet Tubman nunca liberó realmente a los esclavos, sólo hizo que los esclavos trabajaran para otros blancos".

Los pasajes de este discurso se hicieron virales en las redes sociales, y provocaron emoción, ira y preocupación por la salud mental del cantante.

Kanye West anunció su candidatura en Twitter el 4 de julio. Llevó una gorra roja "Make America Great Again" durante una reunión con Donald Trump en la Casa Blanca en 2018, pero desde entonces ha asegurado que ya no apoya al presidente.

El rapero no ha cumplido el plazo para estar en la lista oficial de candidatos en varios estados, pero está en la lista oficial en Oklahoma.

Los observadores han señalado que su campaña podría perjudicar la del candidato demócrata Joe Biden, especialmente en los estados indecisos donde Trump ganó por poco en 2016 y donde las encuestas lo colocan actualmente detrás del exvicepresidente.

"Decir que el voto negro es democrático es una forma de racismo y de supremacía blanca", dijo Kanye West a la revista Forbes a principios de julio, reconociendo que no dudaría en privar a Biden de los votos de la minoría negra que vota mayoritariamente por los demócratas.