Última hora
This content is not available in your region

Zonas verdes contra asfalto

euronews_icons_loading
Zonas verdes contra asfalto
Tamaño de texto Aa Aa

Nuestras ciudades en Europa se están saturando cada vez más y los espacios verdes están siendo sustituídos por cemento. Esta tendencia tiene grandes y negativas repercusiones en el cambio climático general.

Las inundaciones, el aumento de las temperaturas en los centros urbanos, la contaminación del aire están entre las principales consecuencias de la creciente urbanización de nuestras ciudades.

La naturaleza puede inspirar soluciones actuales que protejan el medio ambiente.

Así que ahora, un número creciente de ciudades europeas apuestan por soluciones basadas en la naturaleza para mejorar el ambiente urbano. Eindhoven, junto con Tampere y Génova, está a la vanguardia de las ciudades que prueban nuevas estrategias dentro del proyecto europeo UNaLab. Sus experiencias se están transfiriendo a otras siete ciudades seguidoras: Stavanger, Praga, Castellón, Cannes, Basaksehir, Hong Kong y Buenos Aires.

El catálogo de soluciones basadas en la naturaleza ofrece diferentes opciones para cada problema urbano.

En Eindhoven, de 230.000 habitantes, la atención se centra en las variaciones climáticas y la gestión del agua. Para Rik Thijs, concejal para el clima, energía, espacio público y verde, la ciudad tiene demasiado asfalto en pleno centro.

Por lo tanto, el estrés por calor es un gran problema. El año pasado, Eindhoven alzanzó el récord temperatura; fue la ciudad más calurosa de Holanda, 41 grados.

Pero también con las lluvias, las calles se inundan. Y ese también es un problema de gravedad.

Las carreteras asfaltadas tienden a calentar rápidamente el entorno y retienen el agua más rápidamente. Para hacer frente a estos problemas, la estrategia es mejorar las superficies verdes, incluso en el agua. Estas soluciones hacen que el mantenimiento de las áreas públicas sea aún más fácil y menos costoso.

Luuk Postmes, gerente de Proyecto de UNaLab en Eindhovem explica:"Lo que descubrimos es que las soluciones basadas en la naturaleza funcionan bastante bien porque mejoran la habitabilidad de la ciudad y tenemos algunas grandes ventajas. La ciudad generalmente es un área muy asfaltada, y si utilizamos soluciones basadas en la naturaleza, hará que sea ​​más verde. Y hemos descubierto que el verde es más barato de mantener que las zonas pavimentadas."

Otro desafío clave es prevenir la formación de islas de calor dentro de las ciudades. Los edificios y las carreteras capturan la radiación solar creando condiciones incómodas para los ciudadanos y los ecosistemas locales.

Durante las olas de calor en los Países Bajos, el número de muertes aumentó en un 12%.

El municipio de Eindhoven ha aplicado recientemente estas ideas en una plaza, en el centro de la ciudad, donde se han plantado árboles y césped en una zona previamente cubierta de piedra.

Construido sobre un aparcamiento subterráneo, el nuevo jardín tiene un sistema de almacenamiento de agua de lluvia, que se puede usar para regar plantas y césped.

Las áreas verdes como esta, tienen múltiples ventajas, entre ellas y la más destacable, crear un ambiente agradable y más saludable para los vecinos.

Un vecino que disfruta el parque, el cineasta Milan Koelen ve que_"El parque ha cambiado por completo. Ha sido un cambio de 180 grados; antes había bancos de cemento sin naturaleza y ahora es hermoso. Creo que es realmente importante que la naturaleza encuentre su lugar en las ciudades. Es algo que hemos estado descuidando demasiado tiempo"_

Este proyecto contempla los hábitats urbanos como organismos vivos, y los espacios verdes como mejoras a la calidad del aire ya que los suelos pavimentados atrapan solo un pequeño volumen de partículas contaminantes, mientras que las áreas verdes interceptan y retienen más.

Algo vital en Holanda donde la contaminación por partículas contaminantes causa más muertes que los accidentes de tráfico.