Última hora
This content is not available in your region

Los nuevos brotes de coronavirus frenan la recuperación turística en España

euronews_icons_loading
La policía controla el uso de las mascarillas en Las Ramblas de Barcelona
La policía controla el uso de las mascarillas en Las Ramblas de Barcelona   -   Derechos de autor  Emilio Morenatti/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Seguridad, sol y playa. Es todo cuanto piden muchos de los turistas de toda Europa que visitan España.

Sin embargo, la reapertura de las fronteras no ha acabado de animar a los británicos que frecuentan localidades como Lloret de Mar, en la Costa Brava, por los brotes de nuevos casos de coronavirus, tanto en Cataluña como en otras regiones.

"El año pasado todas las mesas estaban llenas. La cocina en plena ebullición. Teníamos que rechazar a muchos clientes aunque no estuviéramos al completo. Y este año, unas cuantas personas", explica el propietario de un pub británico, Mike Sleigh.

Turistas como el británico, Matthew Dixon, decidido a celebrar sus cincuenta años recién cumplidos, siempre respetando las medidas de protección.

"Mientras nos protejamos y nos responsabilicemos de nosotros y de todos los demás, deberíamos estar bien, además en todas partes hay desinfectantes de manos, mascarillas. Solo puedes quitarte la mascarillas cuando comes o bebes, sabe", comenta Matthew.

El Ministerio de Sanidad español notificaba este jueves 971 nuevos contagios, en 24 horas, un nuevo récord tras el final del confinamiento.

Los brotes más importantes están localizados en Aragón, Cataluña y Navarra.

Algunas regiones han anunciado nuevas restricciones.

La ciudad de Zaragoza, la quinta más poblada de España con 660.000 habitantes, ha sido puesta este jueves bajo medidas más estrictas de movilidad y apertura de comercios junto a varias comarcas de su región circundante.

En la región de Murcia, se ha decretado el confinamiento de la ciudad de Totana (32.000 habitantes) y la población solo podrá salir para trabajar o comprar alimentos o medicamentos. Tampoco se podrá entrar ni salir de la localidad y se restringe la asistencia a comercios y otras actividades.

Galicia pedirá a todos los viajeros procedentes de zonas con brotes de coronavirus, que notifiquen con carácter obligatorio sus datos de contacto, con la dirección exacta de su alojamiento y la duración de su viaje.

Una notificación que podrán realizar tanto por teléfono como a través de una página web habilitada al efecto por el Gobierno regional.