Última hora
This content is not available in your region

Inglaterra también impone la mascarilla en comercios

euronews_icons_loading
Un hombre con mascarilla en Leeds, ante un cartel anunciando que será obligatoria en comercios
Un hombre con mascarilla en Leeds, ante un cartel anunciando que será obligatoria en comercios   -   Derechos de autor  OLI SCARFF/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

La mascarilla también se impone en Inglaterra. Desde este viernes, por orden del Gobierno, no se podrá entrar en ningún comercio con el rostro descubierto. Los infractores se arriesgan a una multa de 100 libras, unos 110 euros.

La prenda es obligatoria en tiendas, supermercados, bancos y oficinas de correos, pero sigue siendo opcional en restaurantes, pubs, cines y teatros, ahondando en la confusión y en las decisiones a medias por las que ha sido criticado el Gobierno británico desde el inicio de la crisis.

Esta misma semana, expertos advirtieron, ante una comisión parlamentaria, de que el Reino Unido no volverá a la normalidad para Navidad, como ha asegurado Boris Johnson, y que posiblemente el país tendrá que convivir con el virus durante años.

Boris Johnson cumple un año en el poder, marcado por la pandemia

El primer ministro, Boris Johnson, acaba de cumplir un año en el poder. Un año marcado por el Brexit, pero sobre todo por la pandemia, que con 45.500 muertos ha convertido al Reino Unido en el país más golpeado de Europa y el tercero del mundo.

"Llevar mascarilla es lo correcto si queremos reducir la incidencia del virus", ha dicho Johnson durante una visita a Escocia, donde se enfrenta con otro problema, el empuje del independentismo, pues dos encuestas recientes indican que alrededor del 55 por ciento de los escoceses quieren separarse del Reino Unido.

Johnson fue muy criticado por tardar en instaurar medidas estrictas en el Reino Unido, cuando la mayoría de los países europeos ya habían cerrado sus fronteras y confinado a su población. Él mismo se convirtió en víctima del virus que, a finales de marzo, le llevó a pasar varios días en cuidados intensivos donde llegó incluso a temerse por su vida.

Francia también impuso el pasado lunes la mascarilla obligatoria en todos los comercios y lugares públicos cerrados, ante el continuo incremento de los contagios. Los nuevos casos han aumentado un 27 % en la última semana.