Última hora
This content is not available in your region

¿Por qué la Mesa del Turismo exige la renuncia del doctor Fernando Simón?

euronews_icons_loading
El secretario general de la Mesa del Turismo, Carlos Abella
El secretario general de la Mesa del Turismo, Carlos Abella   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Estupefacción en España tras unas polémicas declaraciones del doctor Fernando Simón, el director de Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. La llamada Mesa del Turismo, el sector más castigado por la pandemia, exige su renuncia inmediata por haber pronunciado estas palabras después de que Gran Bretaña impusiera una cuarentena a los viajeros procedentes de España:

"El que Reino Unido exija una cuarentena a toda persona que venga de España en cierto modo nos favorece porque desincentiva el que venga gente de Reino Unido".

Tras recordar que Gran Bretaña es el principal caladero de un sector turístico que aporta el 12% del PIB nacional y el 13% del empleo, el secretario general de la Mesa del Turismo, Carlos Abella, se pregunta:

"¿Cómo es posible que salga el doctor Simón diciendo, no, mejor que no vengan y no nos contagien? Es como lanzar el mensaje de que para nosotros es totalmente negativo. Es absurdo y no viene a cuento. Les dice: señores, no son ustedes bienvenidos. Y no es así. España es un país que tiene los brazos abiertos para que nos visiten todos nuestros amigos y todos nuestros vecinos europeos, que siempre se han encontrado muy a gusto aquí, que se van a seguir encontrando muy a gusto aquí, y que, además, tienen que tener la certeza de que hemos tomado todas las medidas para que sea un país seguro".

Abella recuerda que solo el 30% de los hoteles están funcionando y augura el cierre inminente de buena parte de estos establecimientos debido a las muchas cancelaciones recibidas en los últimos días. Están en juego muchos empleos y se avecina una debacle laboral:

"Desgraciadamente nos vamos a encontrar con que podemos llega a final de año con unas pérdidas de 120.000 millones de euros. Eso va a suponer el cierre de miles de empresas y el despido de cientos de miles de trabajadores. Si de aquí a final de año no se toman determinadas medidas y no cambian las cosas, se pueden perder un millón y medio de empleos", sentencia Abella.

En lo que respecta al futuro, harán falta un par de años para que vuelva a salir el sol. Mientras tanto, acechan muchos peligros, entre ellos, el de los fondos buitre.

"España tiene una estructura empresarial con mucha empresa pequeña, mucha pyme, mucha micro pyme, pero si no se les ayuda les va a ser muy difícil salir adelante. Y eso lo que conlleva es que, efectivamente, puede dar cabida a determinados fondos que tienen ese pulmón financiero y que pueden intentar aprovechar estas circunstancias, de esta crisis sanitaria y económica, para poder abordarlos", explica.