Última hora
This content is not available in your region

El arresto domiciliario del expresidente colombiano Álvaro Uribe incendia las redes del país

El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe
El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe   -   Derechos de autor  Ivan Valencia/Copyright 2019 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La Justicia colombiana ordena el arresto domiciliario contra el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez.

Una investigación por presunto fraude procesal

El exmandatario, que gobernó Colombia entre 2002 y 2010, es investigado por un caso de supuesta manipulación de testigos y debe afrontar el proceso bajo arresto domiciliario. El Tribunal Supremo de Justicia que investiga el presunto fraude procesal ha citado a 42 testigos.

"La medida restrictiva de la libertad del senador Uribe Vélez tiene como fundamento gran cantidad de material probatorio recaudado y analizado por la sala especial de instrucción.", declaraba Héctor Alarcón, magistrado de la Corte Suprema de Colombia.

Iván Duque toma la defensa de Uribe

Mientras que unos ven una muestra la independencia del poder judicial en Colombia, otros, como el presidente Iván Duque, se han pronunciado a favor del exmandatario:

"Entiendo el papel de las instituciones y la independencia de poderes. Como ciudadano y creyente en las instituciones espero que las vía judiciales operen y que existan plenas garantías para que un ser humano íntegro ejerza a plenitud su defensa en libertad."

Así emitía su mensaje de apoyo a través de las redes sociales:

El tiro en la culata de los exparamilitares

Las acusaciones se remontan a 2012, cuando el exmandatario demandó al senador de izquierda Iván Cepeda por supuesta manipulación de testigos. El legislador preparaba en ese entonces un caso contra Uribe por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares. La demanda de Uribe se volvió en su contra, al resultar acusado de estar involucrado en sobornos de testigos.

Inicialmente, en 2012, Uribe acusó a Cepeda de visitar cárceles para preparar testimonios de exparamilitares en su contra. Pero en 2018, unas escuchas telefónicas, apuntaban a Uribe y su familia por supuestamente haber participado en la creación de las Autodefensas.

Uribe podría afrontar hasta 8 años de cárcel

Mientras que el caso polariza aún más a la sociedad colombiana, Uribe y su defensa afirman que todo corresponde a una trampa. El proceso podría llevar al expresidente Uribe a un juicio y en caso de ser declarado culpable enfrentaría una pena de hasta 8 años de cárcel.

Uribe responde al proceso penal en la Corte Suprema porque por tener fuero de senador su caso queda fuera de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes que es la que se ocupa de los procesos a los expresidentes.

Las redes sociales arden con la detención del expresidente

La decisión de la Corte Suprema de Justicia de ordenar la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe incendió este martes las redes sociales en Colombia donde sus seguidores califican lo ocurrido de "injusticia", mientras los opositores hacen un llamado a respetar las decisiones del tribunal.

El propio expresidente (2002-2010) fue quien anunció en sus redes sociales la determinación del alto tribunal en un proceso que le sigue por presunto fraude procesal y soborno de testigos, aunque la propia Corte no se ha pronunciado aún al respecto.

El caso que priva de la libertad a Uribe comenzó en 2012 cuando demandó por supuesta manipulación de testigos al senador del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) Iván Cepeda, que en esa época preparaba una denuncia en el Congreso en su contra por supuestos vínculos con el paramilitarismo.

Esa demanda acabó volviéndose en contra del hoy senador, ya que la Corte no encontró méritos para procesar a Cepeda y decidió hacerlo con Uribe, que se convierte así en el primer expresidente colombiano al que se le ordena la detención.

El uribismo se echa las manos a la cabeza

El también expresidente Andrés Pastrana, que gobernó Colombia entre 1998-2002, manifestó su respaldo a Uribe, a quien dijo acompañar "en este duro trance que pone a prueba la fe en la justicia y las instituciones democráticas de nuestra querida Colombia".

Igualmente, los principales alfiles del uribismo salieron a criticar la decisión de la Corte Suprema y sacaron a flote que, por ejemplo, los exguerrilleros de las FARC sigan "impunes" en el Congreso, mientras que el exmandatario que los combatió será privado de su libertad.

La oposición pide respeto a la Justicia

Por otra parte, dirigentes opositores manifestaron que respetan la decisión de la Corte, que esperan "justicia" y que, más allá de lo que ocurra en este proceso, el país debe respetar las decisiones del alto tribunal.

El líder izquierdista Gustavo Petro, quien perdió las elecciones de 2018 con Duque, afirmó que "cualquiera que sea el desarrollo de ese proceso, Colombia debe respetar su justicia".

"Nunca me ha producido satisfacción que una persona pierda su libertad. No sería un demócrata si me sucediera lo contrario. A Uribe hay que derrotarlo en las urnas o nunca la sociedad colombiana saldará su deuda: la del fascismo que la carcome", expresó Petro, jefe del movimiento Colombia Humana.

Por su lado, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, aseguró que "nadie está por encima de la Ley: esa es la esencia y verdadera vigencia del Estado de Derecho".

"Las decisiones de la Justicia se respetan, se controvierten en derecho y se acatan. Como ciudadana y alcaldesa respeto y rodeo a las autoridades judiciales", expresó.