Última hora
This content is not available in your region
En imágenes: vuelve a arder la Amazonía brasileña, con más virulencia que el año pasado
Derechos de autor  Carl de Souza/AFP

En imágenes: vuelve a arder la Amazonía brasileña, con más virulencia que el año pasado

La deforestación en la Amazonía brasileña ha alcanzado su nivel más alto en una década y los expertos temen ahora que podría ser aún mayor este año.

Según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales, entre agosto de 2019 y julio de 2020, se deforestaron casi 9.205 kilómetros cuadrados. Esto es un aumento del 34%.

La temporada de incendios ha visto un incremento del 17% en el número de incendios en los primeros 10 días del mes de agosto, según datos gubernamentales analizados por Greenpeace. Y eso que la temporada 2019 ya batió records.

Carl de Souza/ AFP
El humo se eleva de un fuego encendido ilegalmente en la reserva de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, Brasil. 15 de agosto de 2020Carl de Souza/ AFP
Carl de Souza/AFP
Vista aérea de una zona en llamas de la reserva de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará. 16 de agosto de 2020Carl de Souza/AFP
Carl de Souza/ AFP
Idelia Lima Lisboa, esposa de un agricultor que prendió fuego a la selva alrededor de su propiedad, trata de despejar un camino de hojas secas cuando el fuego se acercaCarl de Souza/ AFP
Carl de Souza/AFP
Un joven cabalga su caballo junto a un fuego encendido ilegalmente en una sección de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, Brasil.Carl de Souza/AFP
Carl de Souza/ AFP
Un granjero camina sosteniendo una guadaña usada para cortar ramas mientras se acerca a una zona quemada de la reserva de la selva amazónica, al sur del Novo ProgressoCarl de Souza/ AFP

Hace un año, el llamado "Día del Fuego", convocado por granjeros para quemar partes de la selva y relajar la protección ambiental de la Amazonía provocó violentos incendios forestales atrayendo la atención del mundo hacia el problema.

Bajo la presión de los activistas ecológicos internacionales, Bolsonaro trató de implementar las medidas para detener los incendios. Por ejemplo, en julio el gobierno brasileño introdujo una prohibición de 120 días de incendios en la región amazónica.

Las medidas no han demostrado ser efectivas hasta ahora, mientras que el líder de Brasil califica de inexactos los datos relativos al creciente número de incendios en el Amazonas.

Andre Penner/ AP Photo
Los incendios consumen un área cerca de Novo Progresso, estado de Pará, Brasil. Según un agricultor local, el fuego fue provocado por los ganaderos para plantar sojaAndre Penner/ AP Photo
Carl de Souza/AFP
Un burro atado junto a una zona quemada de la reserva de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, Brasil. 16 de agosto de 2020Carl de Souza/AFPCarl de Souza/AFP
Carl de Souza/AFP
Vista de una zona quemada de la reserva de la selva amazónica, al sur de Novo Progresso en el estado de Pará, Brasil. 16 de agosto de 2020Carl de Souza/AFP
Andre Penner/AP Photo
La tierra recientemente quemada y deforestada por los ganaderos yace vacía cerca de Novo Progresso, estado de Pará, Brasil. 16 de agosto de 2020Andre Penner/AP Photo

Los datos recabados por el Servicio para la Vigilancia de la Atmósfera de Copernicus muestran una importante actividad de incendios en América del Sur, principalmente en Brasil. Tanto en número de focos como en las emisiones de aerosol.

Servicio de Vigilancia de la Atmósfera. Copernicus.
Focos de incendio el lunes 17 de agosto.Servicio de Vigilancia de la Atmósfera. Copernicus.
Servicio de Vigilancia de la Atmósfera. Copernicus.
Emisiones de aerosol el lunes 17 de agostoServicio de Vigilancia de la Atmósfera. Copernicus.