Última hora
This content is not available in your region

Bienvenidos a Roma y al test de COVID 19 obligatorio

euronews_icons_loading
Bienvenidos a Roma y al test de COVID 19 obligatorio
Derechos de autor  Cecilia Fabiano/LaPresse
Tamaño de texto Aa Aa

El miedo al contagio de COVID 19 se suma este año al trajín vacacional.

Nada más aterrizar estos veraneantes hacen cola para hacerse el test de coronavirus aquí mismo. Deben cumplimentar unos impresos y sentarse con un funcionario del aeropuerto para proporcionarle más detalles personales. La espera para realizar la prueba puede llegar a los cuarenta minutos.

Desde el pasado domingo el aeropuerto de Fiumicino ha introducido los test rápidos SWAB que están realizándose justo detrás de esta línea gris. Esto significa que la gente que llega a este aeropuerto de Roma sabrá si dan positivo o negativo en COVID en solo treinta minutos.

Ansiedad y alivio

Mientras esperan los resultados algunos se sienten un poco ansiosos. Aunque a la mayoría no parece preocuparles. Al contrario, creen que hacerse la prueba tiene sus ventajas.

"Es normal sentirse un poco ansioso porque aunque estés seguro de haber tomado las debidas precauciones , al final nunca se sabe", comenta una mujer.

"Creo que es mucho mejor así. Saber que no tienes el virus, especialmente cuando vas a volver a ver a tu familia o a tus amigos", mantiene este hombre.

En la fila hay muchos jóvenes. Son los que más viajan en estos tiempos y los que tienen más probabilidades de haberse contagiado. Entre ellos, también hay extranjeros a los que la situación ha pillado por sorpresa.

"Creo que debería hacerse lo mismo en toda Europa, o al menos en toda la Unión Europea o la zona Shengen, porque no sabíamos que teníamos que pasar por esto hasta hace una hora".

Solo en la región de Lazio, la mitad de los casos confirmados proceden de fuera de Italia.

"Si no hubiera sido por este procedimiento nunca hubiéramos identificado seis casos el lunes, algunos de estos visitantes iban a parar en Roma. Otros habían planeado ir a La Toscana o a Campania. Roma es el principal punto de acceso para la mayoría de los turistas que se mueven por el país", recuerda Alessio D'amato, consejero de sanidad de Lazio.

Pasar la prueba en el coche es una alternativa desarrollada en los puertos de entrada. Solo en la capital hay unos diez centros donde poder hacerlo.

"Da lo mismo hacerse el test aquí o en el aeropuerto. Las pruebas son obligatorias dentro de las 48 horas posteriores a la llegada. Los que no sigan el procedimiento pueden ser rastreados por las autoridades y se arriesgan a sanciones penales", comenta Giorgia Orlandi.