Última hora
This content is not available in your region

Messi anuncia al FC Barcelona que quiere dejar el equipo

Messi anuncia al FC Barcelona que quiere dejar el equipo
Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Lionel Messi quiere dejar el FC Barcelona. El astro argentino ha comunicado al equipo 'blaugrana' su intención de abandonar la entidad y quedar libre antes del comienzo de la nueva temporada. La 'Pulga' se acogería a la cláusula de su contrato que le permite rescindir unilateralmente su relación con el Barça al final de cada campaña.

El capitán 'culé' debería haber comunicado al club sus intenciones antes del pasado 10 de junio. No lo hizo y el FC Barcelona dio automáticamente por renovado al jugador una temporada más. Así, quedaba ligado al equipo hasta el 30 de junio de 2021 y su cláusula de rescisión pasaba a ser de 700 millones de euros, por lo que ambas partes tendrán que llegar a un acuerdo.

París Saint-Germain, Manchester City e Inter de Milán son los clubes mejor colocados para fichar al argentino si decide seguir en Europa. La liga norteamericana también se suma a la lista de posibles destinos.

La marcha de Messi supondrá un gran varapalo para los aficionados. Muchos confiaban en que pusiera fin a su carrera deportiva en el equipo con el que ha forjado su leyenda y con el que se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la historia.

Pero la crisis deportiva e institucional que atraviesa el FC Barcelona ha terminado por llevar al capitán a tomar la decisión de marcharse y terminar con 20 años de relación con los 'culés'. En plena reconstrucción deportiva, el nuevo entrenador, Ronald Koeman, pretende deshacerse de algunos de los 'pesos pesados' del vestuario. Así se lo comunicó al uruguayo Luis Suárez, uno de los compañeros de equipo más próximos a Messi. La salida de 'Lucho' parece haber influido en la decisión del argentino.

Con 33 años, al rosarino le queda todavía una condición física y un talento como para fichar por alguno de los 'grandes' del fútbol mundial y jugar, al máximo nivel, varias temporadas. Su fichaje supondría un sensacional golpe de efecto deportivo y publicitario pero, almismo tiempo, requeriría un esfuerzo económico que no muchos equipos pueden afrontar hoy día. Únicamente, parece al alcance de clubes con mucho músculo financiero aunque, también deben contar con un proyecto deportivo interesante para el, hasta ahora, capitán del Barça.

En menor medida, se encuentran aventuras como la liga norteamericana de fútbol y la posible vuelta a Rosario, su ciudad natal, para disputar la liga argentina. Eso es algo que nadie, salvo, él, puede decidir. Pero, dado su carácter, aún parecen muy lejanas ambas posibilidades.

Messi es un ganador nato y aspira a lograr más títulos colectivos e individuales. Vestido de 'azulgrana' ha tocado techo. Lo ha ganado todo. Con la elástica 'albiceleste' de Argentina, hasta ahora no ha podido conquistar la Copa del Mundo de fútbol y quién sabe si, algún día, podrá hacerlo.

Pese a su brillante pasado, la última época de la 'Pulga' en la 'Ciudad Condal' ha tenido muy pocos 'claros' y muchos 'oscuros'. Quizá la forma de salir de la que ha sido su 'casa futbolística' no sea la más indicada. Ni para él ni para el club. Pero el fútbol, muchas veces, carece de romanticismo y, por momentos, parece perder la memoria. 'Disfrutarlo' como compañero de equipo y 'sufrirlo' como adversario suponen para rivales y aficionados el honor de haber podido asistir, en el estadio, a uno de los mágicos recitales de un futbolista histórico.

Sin él, LaLiga perderá visibilidad y atractivo. Con el tiempo, quizá muchos lleguen a entender la 'grandeza' de un jugador menudo que no concibe la vida sin un balón de fútbol y que es capaz de hacer magia sobre el césped. Ahora, hasta que se retire, los aficionados deberían seguir disfrutando del 'arte' y la pasión de un 'todoterreno' capaz de contrarrestar, con inteligencia, el inexorable paso de la edad y la pérdida de explosividad. Todavía hoy, Lionel Messi posee ese don reservado para unos pocos 'elegidos' que han hecho del fútbol el 'deporte rey' en el mundo.