Última hora
This content is not available in your region

López Obrador desestima las protestas en su contra y acusa a la élite mexicana de agitadora

euronews_icons_loading
Manifestantes exigen la renuncia del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la Plaza de la República de la Ciudad de México, el 30 de agosto de 2020.
Manifestantes exigen la renuncia del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la Plaza de la República de la Ciudad de México, el 30 de agosto de 2020.   -   Derechos de autor  Eduardo Verdugo / AP
Tamaño de texto Aa Aa

El descontento por la presidencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se reflejó este domingo en la Ciudad de México.

Miles de personas manifestaron para exigir la renuncia del mandatario denunciando su mala gestión de la economía y seguridad del país.

La concentración convocada convocada por el grupo del Frente Nacional contra AMLO comparaba la situación de México con la crisis venezolana.

López Obrador ha desestimado las críticas y asegura que las élites están detrás de estas manifestaciones. Este lunes, el mandatario presumió gozar entre el 65% y 70% de aprobación de los mexicanos, según su propia encuesta.

Pero de acuerdo con el sondeo cuatrimestral del diario Reforma, la aprobación del jefe de estado bajó tres puntos de marzo a agosto. 42% de los encuestados decían estan a favor de su gobierno.

La peor crisis económica en 100 años

A pesar de su robusta confianza sobre su imagen, López Obrador admitió que la situación del país no era positiva. Aceptó que la crisis económica nacional provocada por la pandemia es la más profunda en un siglo, aunque aseguró que no se contratará deuda en 2021.

"Sí, es una crisis profunda, pero lo importante es que vamos a salir rápido. No va ser una crisis prolongada y ya hay indicios de recuperación", añadió.

Reconoció que entre marzo y julio se perdieron alrededor de un millón de empleos, pero afirmó que, sin contemplar los últimos días de agosto, se han recuperado 90.000 puestos de trabajo y se espera que está cifra llegue a 100.000.

México vive días convulsos, entre acusaciones judiciales contra expresidentes por corrupción, la pandemia de coronavirus que acumula más de medio millón de contagios, el declive económico y una fuerte criminalidad.