Última hora
This content is not available in your region

Víctimas de la violencia en México ocupan la Comisión de Derechos Humanos

euronews_icons_loading
Fachada de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ocupada por familiares de víctimas de la violencia en México
Fachada de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ocupada por familiares de víctimas de la violencia en México   -   Derechos de autor  ALFREDO ESTRELLA/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

En Ciudad de México, familiares de víctimas de la violencia siguen ocupando la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, situada en el casco histórico de la capital.

"Ni una menos", "Estado feminicida" se puede leer en los carteles que han colocado en la fachada, junto a fotografías de mujeres asesinadas, víctimas de abusos sexuales y personas desaparecidas. Dicen que es un acto de desesperación y que no se moverán hasta que obtengan respuestas de las autoridades.

López Obrador denuncia 'la violencia y el vandalismo'

El sábado lanzaron mobiliario por las ventanas, al que prendieron fuego. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha condenado lo que ha calificado de "violencia" y "vandalismo".

"Yo respeto todas las manifestaciones, pero no estoy de acuerdo en la violencia y en el vandalismo (...) Las víctimas de la violencia están con razón muy dolidas y tienen derecho de manifestarse, pero no creo que esa sea la mejor forma", afirmó el mandatario.

"Es una vergüenza que vengan y nos pregunten qué queremos"

"Aquí no somos unas vándalas, no", responde Erika Martínez, madre de una víctima de abusos y una de las mujeres que ocupa el edificio-. Somos víctimas que el Gobierno nos está omitiendo y está omitiendo nuestros derechos por eso tomamos esas instalaciones (...) Nos están omitiendo a darnos respuesta a nuestras peticiones de años. Y es una burla que todavía vengan y nos pregunten qué queremos y ahí están las carpetas de investigación". Erika Martínez.

Entre enero y julio de este año se registraron en México 549 asesinatos de mujeres que son investigados como posibles feminicidios.

Más de 73.000 personas están desaparecidas en el país, la mayoría de ellas desde que en 2006 se lanzó la ofensiva militar antidrogas.