Última hora
This content is not available in your region

La mayor tumba de mamuts del mundo bajo el futuro aeropuerto de México

euronews_icons_loading
El arqueólogo Rubén Manzanilla López muestra un hueso de mamut
El arqueólogo Rubén Manzanilla López muestra un hueso de mamut   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

El futuro aeropuerto de Ciudad de México, en la antigua base aérea de Santa Lucía, ya se ha convertido en la mayor tumba de mamuts del mundo. A medida que excavan para realizar las obras, los restos de los grandes paquidermos salen a la luz. Ya han encontrado alrededor de 200 y aún queda mucho terreno por remover.

"Tenemos cerca de 200 individuos de mamuts, unos 25 camellos, cinco caballos", cuenta el arqueólogo Rubén Manzanilla López, del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Atrapados en el suelo pantanoso de un lago ancestral

Se cree que los mamuts pudieron quedar atrapados en el suelo pantanoso de un lago ancestral entre 10.000 y 20.000 años atrás. No obstante, los arqueólogos buscan en los huesos marcas de posibles matanzas y creen que, en cualquier caso, los humanos extrajeron y aprovecharon los restos, tal vez para hacer herramientas.

"Aquí hemos tenido ya varios indicios de que tenemos ese tipo de herramientas, pero hasta que no se hagan los estudios de laboratorio, donde se puedan ver las huellas del uso de estos instrumentos, no queremos decir que tenemos esas evidencias", dice Rubén Manzanilla.

Todo apunta a que este sitio es el que concentra más huesos de mamut del mundo, superando al de Hot Springs, en Dakota del Sur, o a los de Siberia y los pozos de alquitrán de La Brea, en Los Ángeles.

¿Por qué desaparecieron los mamuts?

Los expertos buscan aquí la clave de la desaparición de estos grandes mamíferos.

"Parte de las investigaciones también nos van a permitir entender qué rol juega el cambio climático en que se acaben las poblaciones de estos animales, en contra de otra propuesta que es que sea el humano el que haya impactado a las poblaciones", afirma el arqueólogo Joaquín Arroyo Cabrales.

Obras del aeropuerto a ritmo de paquidermo

En la antigua base aérea militar de Santa Lucía, los mamuts parecen estar por todas partes. Observadores acompañan a las excavadoras que trabajan en la construcción del futuro aeropuerto para asegurarse de que se detienen los trabajos cuando aparecen nuevos huesos.

Las obras siguen, pero ahora a paso de paquidermo, es decir, mucho más lentas. El objetivo es que el aeródromo, destinado a resolver los problemas de saturación del actual Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, esté listo en 2022.