Última hora
This content is not available in your region

El Gobierno de Trump prohíbe los desahucios hasta 2021

euronews_icons_loading
Manifestante contra los desahucios en Nueva York
Manifestante contra los desahucios en Nueva York   -   Derechos de autor  ANGELA WEISS/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Un sentimiento de alivio recorre a millones de estadounidenses que temían ser expulsados de sus hogares. El Gobierno de Donald Trump ha prohibido los desahucios hasta 2021. Al menos, los de todos los inquilinos que demuestren que no pueden pagar el alquiler de sus viviendas y probablemente se quedarán en la calle si son desalojados.

El objetivo es evitar que se disparen las cifras de personas sin hogar en Estados Unidos debido a la crisis de covid-19, que ha dejado millones de desempleados y enfermos.

"Mi esposo fue contagiado en marzo. Avancé a pagar hasta el mes de abril, y del mes de abril hasta acá, no he podido pagar la renta. No es porque nosotros no queremos pagar, sino porque no tenemos trabajo hoy mismo", explica Marle, una inmigrante ecuatoriana y madre de dos hijos.

Prolonga la moratoria que el Congreso aprobó en marzo

La moratoria a los desahucios prolonga otra que el Congreso aprobó en marzo y que había expirado a finales de julio.

"Mi marido y yo estuvimos enfermos de coronavirus a mediados de marzo. Todavía tengo problemas para respirar -relata un hombre-. Los gastos se sumaron muy, muy rápido y nos encontramos con que no podíamos seguir el ritmo. No perdimos ingresos, pero los gastos se dispararon".

Muchos critican que la moratoria no vaya acompañada de ayudas para que los inquilinos puedan pagar las mensualidades que deben y también para ayudar a los propietarios que se encuentren con problemas financieros.

"Creo sinceramente que la moratoria debería permanecer intacta hasta que esta pandemia sea totalmente eliminada -dice Jamell Henderson, activista de New York Communities for Change-. La ciudad de Nueva York ha sido duramente golpeada. Sufrimos la primera ola y nos estamos preparando para la segunda. Ya es septiembre, es temporada de gripe. No sabemos lo que va a pasar y la gente necesita estar segura".

En marzo, el Congreso votó un plan de ayuda de urgencia para las familias y las empresas. Las negociaciones sobre un nuevo plan entre la Casa Blanca y la oposición demócrata están bloqueadas.