Última hora
This content is not available in your region

Bruselas impulsa una estrategia común para evitar el cierre de fronteras

euronews_icons_loading
Bruselas impulsa una estrategia común para evitar el cierre de fronteras
Derechos de autor  Darko Vojinovic/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La decisión de Hungría de cerrar sus fronteras a todos los visitantes extranjeros preocupa desde Bruselas, que ve como se pone en riesgo el espacio de libre circulación de Schengen. A medida que los casos de coronavirus aumentan, la Comisión Europea teme que otros países sigan su ejemplo.

Por eso, ha propuesto este viernes que los Estados miembros acuerden un código de colores común en toda la Unión Europea para coordinar mejor posibles restricciones de viaje por el coronavirus, y que usen los mismos criterios para determinar si un área es de riesgo o no.

"Ahora nos encontramos en una situación en la que estamos o bien en una zona roja o en una naranja o verde y mi zona de repente cambia a otro color... Nos encontramos en esta nueva situación. Esta propuesta nace porque necesitamos transmitir a los ciudadanos, y ellos merecen saber en qué zona están", asegura Ylva Johansson, comisaria de Interior de la UE.

Evitar el cierre de fronteras

Desde Bruselas apuestan por reforzar la coordinación estableciendo criterios comunes a la hora de introducir restricciones de viaje. También habrá una estrategia común para los que lleguen de una zona de alto riesgo.

La Comisión pide que "ningún país restrinja la entrada a ciudadanos europeos" y sugiere que se opte en su lugar por pruebas PCR y cuarentenas.

"Creemos que a ningún ciudadano europeo, se le debe negar la entrada a un país de la Unión. En su lugar, recomendamos a los Gobiernos que utilicen tests o cuarentena. Los tests deberían ser la opción principal para facilitar el tránsito de personas. Y las reglas en las zonas rojas, naranjas o verdes deberían ser inconfundibles", señala Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

La mayoría de los eurodiputados muestran su apoyo.

"Tiene que haber una estrategia coordinada en lo que se refiere al espacio Schengen. Me preocupa ver como algunos estados miembros toman sus propias decisiones, sin la coordinación necesaria para que el espacio Schengen funcione", expresa Lídia Pereira, eurodiputada portuguesa.