Última hora
This content is not available in your region

Un camión escuela para dar clases a los niños en Ciudad de México

euronews_icons_loading
Dos niños trabajan con su profesora en el camión-escuela de Ciudad de México
Dos niños trabajan con su profesora en el camión-escuela de Ciudad de México   -   Derechos de autor  Rebecca Blackwell/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Todos a una en un barrio de Ciudad de México para ayudar a los niños a seguir aprendiendo durante la epidemia de covid-19. En plena calle, en la parte trasera de un camión, se ha levantado una escuela improvisada para los niños que no pueden seguir sus clases a distancia.

Cada día, después de lavarse las manos, los pequeños se sientan en sus pupitres dispuestos a aprender. El proyecto es comunitario. Los profesores son voluntarios, el material ha sido donado, un herrero ha cedido un taller y la tortillería de Dalia Dávila proporciona conexión gratuita a internet.

"Aquí en la tortillería sabemos todo -explica Dalia-. _Y empezamos a platicar y oye, ¿tú cómo vas a pasar este regreso a clases? Pues yo ni siquiera tengo esto, esto o esto. Así que entre los vecinos nos fuimos organizando". _

Un 'Rinconcito de esperanza'

De hecho, Dalia es la promotora del proyecto al que ha llamado "Rinconcito de esperanza". Para esta joven mujer y su pareja ayudar a los niños desfavorecidos es una forma de hacer frente a la muerte de su propio hijo, Leo, debido a una afección cardiaca.

"Ellos (los niños) quieren seguir estudiando, pero no tenemos los recursos. Entonces vamos a recibir a todo chico que quiera estudiar", dice Dalia.

"A mí con internet y los dispositivos se me hace muy difícil"

Muchas familias no cuentan con medios tecnológicos para seguir las clases a distancia. O, simplemente, no saben cómo ayudar a sus niños. El camión-escuela es, para ellos, una bendición.

"Con internet y con los dispositivos a mí se me hace muy difícil estar mandando las tareas", explica una madre.

Aquí también se dan clases de inglés y se pone un espacio y una televisión a disposición de los chicos para poder seguir los cursos, emitidos a través de cuatro canales.

Este proyecto comunitario trata de que nadie se quede al margen del sistema a distancia con el que 30 millones de niños han iniciado el curso en México. Un país al que el coronavirus siguen sin dar tregua. Ya se han superado los 630.000 contagios registrados y más de 67.500 muertes.