Última hora
This content is not available in your region

¿Dónde está la opositora bielorrusa María Kolésnikova?

euronews_icons_loading
¿Dónde está la opositora bielorrusa María Kolésnikova?
Derechos de autor  AP/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

¿Dónde se encuentra la opositora bielorrusa María Kolésnikova? Pasan las horas y sigue sin saberse nada de su paradero, tras su secuestro este lunes por hombres enmascarados que la subieron a un microbús en pleno centro de Minsk.

Alemania y la Unión Europea han salido a la palestra para exigir respuestas. "Estamos muy preocupados por la señora Kolésnikova. Exigimos claridad sobre su paradero y la liberación todos los prisioneros políticos en Bielorrusia", reclamó en un tuit el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

Acoso a los líderes opositores del Consejo Coordinador y detenciones masivas

Kolésnikova fue secuestrada tras la manifestación multitudinaria del domingo en Minsk, que congregó, por cuarto fin de semana consecutivo, a más de 100.000 personas contra el Gobierno de Alexandr Lukashenko.

Frente a ellos, un despliegue enorme de fuerzas del orden e incluso de tropas del Ejército, que procedieron a más de 630 detenciones. Las figuras opositoras que no han huido del país, como Kolésnikova, están siendo acosadas y detenidas.

Ni la Policía ni la KGB dicen nada sobre su paradero

"Hemos contactado con la policía y la KGB y desafortunadamente aún no tenemos información de dónde tienen a María -explica el abogado de la opositora, Illia Salei-. María es la líder del equipo y millones de bielorrusos confían en ella y admiran su coraje en la lucha por sus derechos civiles".

El acoso es especialmente duro contra los miembros del llamado Consejo Coordinador, creado por la oposición para favorecer un traspaso pacífico del poder en Bielorrusia. Además de Kolésnikova, otros dos miembros de su dirección, Antón Rodnenkov e Iván Kratsov, están en paradero desconocido. El resto, salvo uno, están detenidos o en el exilio.

Entretanto, el presidente Aleksander Lukashenko, se aferra a un poder que controla desde hace 26 años y se opone a todo tipo de diálogo, arropándose en el apoyo expreso de Moscú.

La Unión Europea subrayó este lunes que planea sanciones contra los responsables de "la violencia, la represión y la falsificación de los resultados de las elecciones del 9 de agosto.Unos comicios en los que el mandatario bielorruso volvió a arrasar, con un 80 % de los votos, entre denuncias de fraude tanto de la oposición como de Occidente.

Fue la gota que colmó el vaso, dando pie a unas protestas antigubernamentales sin precedentes en Bielorrusia. En los primeros días hubo más de 7000 detenidos y la represión sigue, con las cabezas visibles de la oposición, pero también los periodistas, como principales objetivos.