Última hora
This content is not available in your region

RadarCOVID: La app de rastreo de contactos española no es accesible para las personas invidentes

Un hombre invidente pasea con su perro guía por los pórticos de la ciudad vieja durante un día de invierno en Pamplona, en el norte de España.
Un hombre invidente pasea con su perro guía por los pórticos de la ciudad vieja durante un día de invierno en Pamplona, en el norte de España.   -   Derechos de autor  Alvaro Barrientos/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La aplicación oficial del Gobierno de España de rastreo de contactos del COVID-19 ha olvidado a las personas ciegas a la hora de diseñar su interfaz.

Lanzada a finales de junio, RadarCOVID no es accesible en un iPhone para personas con problemas de visión.

España tiene más de 72.000 personas clasificadas como discapacitadas visuales y los críticos dicen que no garantizarles accesibilidad en la aplicación que pone a todos en mayor riesgo.

"No se trata sólo de evitar que los ciegos contraigan el virus, sino también de evitar que el resto del mundo lo contraiga", dijo a Euronews Ramón Corominas, especialista en accesibilidad para discapacitados visuales.

"Si tengo la aplicación y no puedo usarla, puede que haya entrado en contacto con casos positivos y no lo sepa, y no me pondría en cuarentena", explica Corominas.

"Si doy positivo, ya que no puedo comunicarlo a otras personas, todos llevarían una vida normal, y todos podríamos contagiar a otros sin querer".

"Barrera insuperable"

La aplicación usa la tecnología Bluetooth para rastrear a las personas con las que los portadores de COVID-19 han tenido contacto.

A la persona contagiada se le da un código para que lo introduzca en la aplicación, que luego se comunica con todas las personas que potencialmente han estado en contacto con él o ella.

Pero RadarCOVID no es totalmente accesible para los lectores de pantalla, la tecnología que lee en voz alta el texto de una página web o una aplicación para ciegos o personas con visión parcial.

"Tiene cuatro grandes problemas de accesibilidad", explica Juanjo Montiel, jefe de accesibilidad de la empresa tecnológica Pasiona.

"No se puede aceptar la política de privacidad, porque no hay forma de enfocar la casilla de verificación con el lector de pantalla y por lo tanto no se puede marcar. Esta es la barrera prácticamente insuperable sin ayuda visual".

"Una vez que logramos esto, la aplicación sigue siendo bastante inaccesible. Tiene tres pestañas, y son imágenes sin etiquetar, por lo que el lector de pantalla lee pestaña, pestaña, pestaña, pero no sabe lo que está tocando".

Además, los botones y campos sin etiquetar dificultan la introducción del código que activa la aplicación para advertir a tus contactos que tienes COVID-19.

AP Photo/Paul White
Profesores y personal auxiliar se someten a las pruebas del COVID-19 en Madrid, España, el 2 de septiembre de 2020.AP Photo/Paul White

España, uno de los países más afectados de Europa, está experimentando un pico en los casos de COVID-19 que los investigadores afirman que es una prueba de una segunda ola.

Angel López Hernanz, médico de familia en España, dijo que como todas las aplicaciones de rastreo, RadarCOVID basa su utilidad en el número de personas que lo usan. Por tanto, defiende que no se debe tolerar la potencial omisión de miles de personas con visión parcial.

"Si una aplicación, que es oficial, no cumple con los estándares de accesibilidad, creo que debería ser retirada, o implantar niveles de accesibilidad tan pronto como sea posible", dijo.

"Este es un acto de discriminación por parte del Gobierno"

José Manuel Delicado, ingeniero de software y consultor de accesibilidad, dijo que este hecho pone de relieve la situación de los discapacitados en España.

"Este es un acto de discriminación por parte del Gobierno, que ha olvidado que las personas con discapacidad existen", dijo Delicado a Euronews.

Añadió que las acciones del Gobierno, junto con la falta de concienciación en las instituciones educativas, hacen que la accesibilidad sea ignorada en su mayor parte.

"Es un fracaso general de la sociedad que nos hace vulnerables", concluyó.

El Gobierno contrató a una empresa, Indra, para que se encargara del desarrollo de la aplicación, pero no está claro si la accesibilidad fue alguna vez una prioridad.

"Las administraciones no están obligadas a hacer accesibles sus aplicaciones hasta el próximo año, y las empresas privadas, salvo las que cumplen con los requisitos de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, hacen lo que quieren porque el reglamento técnico de accesibilidad está pendiente desde 2013, a pesar de que la propia ley de discapacidad establece un plazo de dos años para su desarrollo", dijo Iván Novegil, estudiante de periodismo con discapacidad visual de la Universidad de Santiago.

La accesibilidad es un "compromiso necesario"

El Gobierno español dijo que espera que la aplicación sea accesible a mediados de septiembre.

"La accesibilidad no es sólo una tarea pendiente, sino un compromiso necesario, y por eso la propia Secretaria de Estado dijo que aunque la versión de la aplicación para el piloto realizado en La Gomera no cumplía con los estándares de accesibilidad para personas con algún tipo de discapacidad, la aplicación sería totalmente accesible tan pronto como se completara el proceso de implementación", dijo Borja Ventura, responsable de comunicación de la Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial.