Última hora
This content is not available in your region

¿Cómo funcionan las pruebas de la COVID-19 y cómo puedes conseguir una?

euronews_icons_loading
Partículas del virus del SARS-CoV-2, aisladas de un paciente.
Partículas del virus del SARS-CoV-2, aisladas de un paciente.   -   Derechos de autor  NIAID
Tamaño de texto Aa Aa

Las pruebas son fundamentales para detener la propagación de la pandemia de COVID-19. La tarea de hacer tests es, de hecho, el trabajo más importante para controlar la crisis: permite separar a los enfermos de los sanos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha instado a la comunidad internacional a aumentar los esfuerzos para hacer pruebas desde principios de marzo. En aquel entonces, la mayoría de los Gobiernos no disponían de los recursos adecuados. Seis meses más tarde, los tests de depistaje de la COVID-19 están disponible en la mayoría de los países europeos.

Hay un buen número de pruebas disponibles: RT-PCR, Elisa y LAMP son algunos de las más comunes. ¿Pero cómo funcionan?

Haga clic en el reproductor de arriba para ver nuestro vídeo explicativo.

Ahora, ¿cómo puedes tener acceso a una prueba de COVID-19? Depende del país en el que vivas.

Francia

Desde el 27 de julio de 2020, las pruebas están disponibles para cualquier persona que la desee, y no es necesario tener una prescripción médica. Las pruebas pueden hacerse en laboratorios de análisis específicos en todo el país, y el coste está totalmente cubierto por la seguridad social.

Para hacer el test, es necesario hacer una cita en un laboratorio autorizado de antemano. El tiempo de espera es de hasta dos semanas, y los resultados se suelen comunicar en un plazo de 48 horas, a veces más.

La gran demanda ha aumentado el período de espera, y la política de "libre albedrío" ha puesto mucha presión en los laboratorios, desbordados para mantener el ritmo y priorizar las emergencias.

Los representantes del sector de la salud han empezado a criticar la estrategia del Gobierno francés. Algunos profesionales del sector sostienen que quizás deba introducirse una regla en la que solo aquellos con prescripción médica puedan tener acceso a los tests.

España

En España, el Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha una “estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19”, pero el programa es bastante conservador. Solo se realizan pruebas gratuitas a aquellos pacientes con síntomas sospechosos.

También hay un plan puesto en marcha para rastrear y hacer pruebas a los contactos cercanos de los potenciales portadores del virus, pero estas pruebas son solo "recomendadas" y no obligatorias.

En los primeros meses de la pandemia, la estrategia del Gobierno condujo a la saturación de los laboratorios privados y consecuentemente a precios desorbitados, entre 100 y 180 euros por una prueba de RT-PCR. Entonces, el Gobierno intervino y reguló los precios.

Cada región española gestiona la estrategia de pruebas a su merced. Madrid, por ejemplo, ha llevado a cabo iniciativas de pruebas masivas en las zonas más afectadas.

El sistema es complicado. Según varias fuentes, contrario al protocolo establecido: las autoridades sanitarias aconsejan el auto-aislamiento, y no una prueba, a aquellos con sospechas después de estar en contacto con un caso positivo. Solo cuando el paciente presenta síntomas evidentes se refiere a un médico.

El Gobierno introdujo una regla en la que solo aquellos con una prescripción puede tener acceso a las pruebas. Sin embargo, algunos laboratorios siguen haciéndolas sin precripción médica.

Los resultados de las pruebas de RT-PCR pueden tardar entre 3 y 5 días y las pruebas de serología entre 2 y 3 días.

Reino Unido

Las pruebas RT-PCR gratuitas están disponibles para cualquier persona con síntomas de coronavirus, o a quien una autoridad pertinente, como un hospital, le haya pedido una prueba, por ejemplo en el caso de someterse a una cirugía.

Interesados pueden dirigirse a un sitio oficial de pruebas del Servicio Nacional de Salud (NHS) o solicitar un kit para hacer la prueba en casa. El servicio se presta en Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

"Sólo se hace la prueba si la persona tiene síntomas de coronavirus o si se le ha pedido que se haga la prueba. Esto asegura que las personas que sí necesiten una prueba puedan hacerla", dice el sitio web del NHS.

Si no es posible hacerse la prueba en los primeros cinco días de tener los síntomas, la NHS aconseja el aislamiento.

Alemania

En Alemania, desde el 8 de agosto, las pruebas son obligatorias para todos los que regresan de un país definido como zona de riesgo por el Instituto Robert Koch. Para todos todos los demás viajeros, las pruebas gratuitas están disponibles en las 72 horas seguidas de su llegada. Las personas que no cumplan con las reglas se arriesgan a recibir una multa.

Aquellos que regresan de zonas de riesgo pueden ser sometidos a la prueba inmediatamente en el aeropuerto. También es posible ser examinado por un médico de medicina general. Todas las pruebas para las personas que entran al país son gratuitas.

Las pruebas también son gratuitas para las personas sintomáticas, aquellos que estuvieron en contacto con personas infectadas o para los que viven en regiones con un número “peligroso” de nuevas infecciones (por lo menos 50 casos por cada 100.000 habitantes en 7 días).

Italia

En Italia, todo aquel que venga del extranjero, tiene derecho a una prueba RT-PCR gratuita.

Las RT-PCR son actualmente obligatorias para las personas que vienen de España, Croacia, Malta, Grecia y la isla italiana de Cerdeña. Sin embargo, los protocolos varían según la región. Toscana, por ejemplo, hace pruebas a todo aquel que venga de otra región.

Para los residentes italianos, en general: La RT-PCR y las pruebas de anticuerpos se hacen cuando un médico o un organismo de salud las prescriben. Las pruebas RT-PCR suelen ser gratuitas, sin embargo, algunas regiones cobran a los pacientes si no tienen una prescripción médica; otras sólo reembolsan si el resultado del test es positivo. El costo de la prueba RT-PCR varía y puede llegar hasta cien euros. Las pruebas de serología cuestan entre 25 y 55 euros.

La estrategia italiana para hacer tests no está centralizada, y las regiones no han sido unánimes en su estrategia en cuanto al acceso a las pruebas, ni en sus normas para permitir los tests voluntarios. En Emilia-Romaña, por ejemplo, las pruebas sólo se pueden realizar con una prescripción de un médico generalista. Pero en Piamonte y Lombardía, es posible obtener una prueba voluntariamente, sólo por curiosidad. Sin embargo, ambas regiones lo desaconsejan explícitamente.

Hungría

El sistema de salud público húngaro ofrece pruebas gratuitas para aquellos que tienen síntomas aparentes de COVID-19, y para aquellos que han estado en contacto con un caso conocido. Sin embargo, aquellos que sólo tienen síntomas leves no suelen tener derecho a la prueba gratuita y pueden optar por una paga en una clínica privada.

Varias fuentes han denunciado que aunque se deberían hacer pruebas gratuitas a quienes han estado en contacto con un caso confirmado de COVID-19, las autoridades no siempre cumplen y a menudo sugieren una cuarentena de 14 días en su lugar.

Los trabajadores esenciales y las personas que deben ser admitidas en el hospital deben presentar una prueba, esta es financiada por el Estado. Aquellos que vienen del extranjero pueden elegir entre hacer cuarentena durante 14 días, o hacerse 2 pruebas con una diferencia de 48 horas, bajo su propio cargo.

Las pruebas en un laboratorio o en una clínica privada cuestan entre 90-100 euros.

Rusia

Rusia ha estado llevando a cabo jornadas masivas de pruebas RT-PCR desde el comienzo de la pandemia. La jefa de sanidad del Estado, Anna Popova, dijo en junio que alrededor de 8-10 millones de pruebas PRC para COVID-19 se hacen mensualmente. Hasta ahora se han hecho más de 38,9 millones de pruebas. En mayo, Moscú anunció pruebas de anticuerpos gratuitas.

Las pruebas RT-PCR gratuitas también están disponibles en los hospitales públicos para aquellos con seguro médico en Moscú.

Las pruebas pagadas también están disponibles en laboratorios privados, los precios son relativamente bajos.

UE

La Comisión Europea propuso el 13 de mayo un plan gradual y coordinado para restablecer la libre circulación en la UE. El protocolo de las pruebas ha sido fundamental en la estrategia.

Re-open EU’ ofrece información sobre fronteras, restricciones de viaje y asuntos generales de salud pública. El sitio web da información en tiempo real sobre todas las medidas de seguridad obligatorias, como por ejemplo, dónde y cuándo se necesita una prueba de COVID-19 negativa.