Última hora
This content is not available in your region

Miedo al 5G: refutación de la tecnoparanoia

euronews_icons_loading
Miedo al 5G: refutación de la tecnoparanoia
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Ya está aquí la tecnología 5G. Todo el mundo habla de ella, muchos la quieren y algunos temen por las posibles consecuencias para la salud.

¿Quiénes están a favor, quienes en contra y por qué?

El presidente del Comité Internacional de Seguridad ElectromagnéticaJafar Keshvari no encuentra motivos para desconfiar del sistema 5G:"No vemos ninguna evidencia científica reiterada de que las tecnologías de la comunicación inalámbrica 5G tengan algún impacto adverso en la salud".

No es el caso del biólogo Daniel Favre que cree que puede haber consecuencias:"Durante décadas ha habido pruebas irrefutables de que las ondas electromagnéticas tienen una influencia, sea a nivel térmico como no térmico, en los seres vivos, incluido el hombre".

El portavoz de la empresa de telecomunicaciones Swisscom, Christian Neuhaus recuerda que “Ningún estudio ha permitido fraguar un consenso científico que nos permita decir que haya algún peligro para la salud”.

Países de todo el mundo compiten para instalar la quinta generación de tecnología inalámbrica, pero al mismo tiempo hay autoridades que lo frenan por el temor a los posibles efectos de la radiación inalámbrica en el cuerpo humano. Tecnoparanoia, desinformación noticias falsas y llamadas a la cautela de la comunidad científica.

Suiza ha estado a la vanguardia del lanzamiento de 5G con más de dos mil antenas construidas el año pasado, pero su instalación se está frenando. Algunas regiones lo han detenido por completo alegando problemas de salud. En Nyon, a orillas del lago de Ginebra, Anna Frusciante señala el número de nuevas antenas. Está preocupada por los efectos invisibles que ella asegura que están produciéndose.

Frusciante se define como "electrohipersensible", como alrededor del 10% de la población suiza. Algo que le ha costado perder su trabajo anterior y la ha obligado a trasladarse de un lugar a otro. Vive con su madre desde hace más de un año, pero está a punto de mudarse de nuevo_: “Una de las últimas antenas instaladas en Nyon está justo en el centro de la ciudad, en un edificio residencial, donde vive la gente. También está cerca del edificio de la escuela secundaria de Nyon, para estudiantes a partir de 16 a 17 años. A mediados de abril de 2019 comencé a no poder dormir. Tenía palpitaciones. Y después de tres días estaba agotada. Entonces alguien me dijo que había una antena 5G en Nyon. Miré el mapa oficial, miré la dirección y resultó que esta antena estaba a 200 metros de mi habitación. Metí la cama en el coche y me volví a dormir en el bosque como antes, durante el periodo en que no sabía no sabía cómo protegerme"._

El sistema 5G se ha lanzado en 17 países de Europa, incluidos España, Noruega, el Reino Unido y Suiza. Pero la nueva tecnología que promete un mundo hiperconectado se está probando en casi toda Europa.

En Suiza, el 90 por ciento del territorio está cubierto por 5G estándar, una especie de 4G mejorado. Las protestas y las restricciones han obstaculizado la configuración real de la red 5G, que actualmente cuenta con alrededor de 300 antenas.

Neuhaus explica que_“Para desplegar 5G plus, como se denomina al 5G en frecuencias de 3,5 Gigagerzios, necesitaremos entre los tres operadores alrededor de 26.000 nuevas antenas. Esto se debe a que tenemos umbrales de radiación electromagnética extremadamente estrictos en Suiza, diez veces más altos de lo que recomienda la OMS y de lo que aplican la mayoría de los países ”._

Incluso los límites internacionales son motivo de controversia. Cada país elige el suyo, siguiendo las recomendaciones europeas. Pero, ¿los estándares de exposición garantizan la seguridad de todos con la radiación 5G? No hay una respuesta clara.

Hicimos un experimento con el fundador de Stop 5G , Olivier Bodenmann, ingeniero eléctrico de formación que midió la radiación en el centro de Ginebra. Las medidas que tomó resultaron "bastante altas. Superan los 3 voltios por metro, a veces incluso 4. Hay picos. Entonces, ¿qué pasará con 5G? Porque eso solo puede aumentar. Lo que nos preocupa es el aumento de potencia. A los operadores les gustaría cuatriplicar las potencias. Actualmente en Suiza el límite es de 5 o 6 voltios por metro. Pero los operadores querrían 20”.

Todos estamos expuestos a ondas electromagnéticas, pero ¿cómo responden nuestros cuerpos? La electrohipersensibilidad no se reconoce en Suiza como enfermedad. Los síntomas que aseguran padecer los afectados varían de una persona otra y los cambios biológicos no siempre son evidentes, dice el médico de Anna, Philippe Tournesac, que se presenta como "experto en pacientes hipersensibles":“Mientras no tengamos un diagnóstico claro, es complicado investigar también sobre patologías. Si no hay investigación, no hay tratamiento o no hay un tratamiento adaptado para el paciente. Hay toda una categoría de la población que corre el riesgo de sufrir por el incremento de ondas electromagnéticas. Y entonces, veremos a gente, que de repente identificará su hipersensibilidad ”.

El sistema 5G ha provocado temores irracionales y también ha llevado a los expertos a pedir más tiempo para la investigación. Daniel Favre se encuentra entre los cientos de científicos que creen que debe prevalecer el principio de precaución.

Firmó llamamientos a la ONU y la UE pidiendo reevaluar los efectos en la salud de 5G. Estudia los efectos de los campos electromagnéticos en las abejas. Su método es grabar el sonido de las abejas y analizarlo."Tengo un dispositivo que registra el sonido que hace la colonia en el cuerpo de la colmena y para eso, este dispositivo se conecta a un micrófono que se coloca debajo de la colmena. Cuanto más gruesa es la línea del sonido en la pantalla, mayor es la intensidad del sonido. Cuando acerco dos teléfonos mçoviles activos, la colonia se perturba y en cuanto se apagan, la colonia vuelve a su propio sonido, al estado de reposo”.

Instalar la red 5G de manera segura para la gente y el medio ambiente significa más tiempo para la investigación independiente y más atención a los miles de artículos que ya se han publicado.

Enrico Stura, ingeniero electrónico especializado en biofísica molecular, estudia los efectos de los campos electromagnéticos en los sistemas biológicos:“Las ondas electromagnéticas producidas por teléfonos móviles durante períodos de exposición razonables llevan a daños en el ADN demostrables y demostrados”.

Tan solo una minoría se aislará de la tecnología como lo ha hecho Anna. No obstante, la última palabra sobre ventajas e inconvenientes de la tecnología 5G no vendrá de sensaciones o hipótesis sino de la mano de la ciencia, de experimentos, pruebas y conclusiones fiables.