Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus marca el inicio de las clases en Grecia

Access to the comments Comentarios
Por Michail Arampatzoglou
euronews_icons_loading
El coronavirus marca el inicio de las clases en Grecia
Derechos de autor  يورونيوز
Tamaño de texto Aa Aa

Comienza el año escolar más extraño en Grecia. El uso de mascarillas es obligatorio para los profesores e incluso para los niños que van a la guardería.

Si alguien no cumple, no se le permite la entrada. En algunas regiones, las autoridades locales han tomado medidas adicionales como instalar separadores de plexiglás en los pupitres dentro de las aulas.

Es el caso de Rafina, donde el alcalde es Evagelos Bournous: "Nos dimos cuenta de que hay una sensación de miedo en la sociedad, que se intensifica a medida que aumenta el número de casos de COVID 19, por lo que tomamos esta decisión que recibió valoraciones positivas de la comunidad educativa".

El comienzo del nuevo curso escolar es un desafío sin precedentes para los estudiantes, profesores y padres. En el municipio de Rafina, además de la instalación de separadores de plástico para ayudar a los niños a mantener las distancias adecuadas, los maestros están pidiendo al Gobierno que reduzca el número de alumnos en las clases.

Theodoros Tsouhlos es el presidente de la Federación Griega de Maestros de Escuelas Públicas de Educación Secundaria: "Hemos exigido al ministerio de Educación que separe las clases. Porque ahora tenemos clases con 25-28 alumnos. Queremos que el límite sea de 15 alumnos."

Las autoridades griegas han prometido suministrar mascarillas a todas las escuelas. Al principio, habrá una disponible para cada estudiante. Pero hay padres que piensan que para algunos niños podría ser complicado mantener la cara cubierta todo el tiempo. "Será difícil para los niños muy pequeños. En cuanto a los mayores, creo los hemos entrenado los padres. Pero no sé si será totalmente seguro", explica una madre. Los hay que son más reacios al considerar que "las mascarillas funcionan como un bozal para los niños" y que "hay que protegerse de otras formas".

Los representantes de los profesores siguen pidiendo tests de covid-19 para todos los educadores y exigen al Gobierno que contrate más personal en las escuelas