Última hora
This content is not available in your region

¿En qué consiste el plan de la Unión Europea para reducir un 55% las emisiones?

euronews_icons_loading
El vicepresidente Frans Timmermans durante la presentación del poyecto.
El vicepresidente Frans Timmermans durante la presentación del poyecto.   -   Derechos de autor  Virginia Mayo/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea ha prometido cortar sus emisiones de gases de efecto invernadero un 55% respecto a los niveles de la década de los 90 de aquí a 2030. Con este objetivo la Comisión cree que está en el buen camino para cumplir su promesa de convertirse en el primer Continente neutral en emisiones en 2050.

El vicepresidente de la Comisión Frans Timmermans ha detallado las medidas anunciadas por la presidenta Úrsula von der Leyen durante su discurso sobre el Estado de la Unión de este miércoles. La comisaria de Energía Kadri Simson advirtió que con las políticas actuales de los países miembros se sobrepasarán los objetivos fijados actualmente de una reducción del 40%. "Ser ambiciosos no es sólo necesario, sino también realista", señaló.

La Comisión asegura que lejos de dañar la economía, la transición ecológica creará nuevos empleos, el desarrollo de tecnologías creando nuevas oportunidades económicas.

El proyecto se enmarca en el ambicioso Green Deal, el Pacto Verde para la transición energética del bloque, que pretende ser neutral en emisiones de carbono en 2050.

¿En qué consiste el plan de la Comisión?

- Reducción de emisiones en un 55% en la próxima década respecto a los niveles de los años 90.

- Petición al Parlamento Europeo para que apruebe estos objetivos

- Preparar propuestas legislativas para junio de 2021 con el objetivo de alcanzar este objetivo. Entre ellas, se adaptará la normativa para las emisiones del uso de la tierra, se endurecerán las normas de emisiones de los vehículos de carretera y las reglas de eficiencia energética.

- Evaluar de los planes nacionales de energía y clima de los Estados miembros para 2021-2030 para aumentar significativamente los actuales objetivos de reducción de emisiones.

- Aumento de la cuota de energías renovables hasta cerca del 40%.

- Desarrollo de tecnologías de hidrógeno con electricidad renovable

- Reducción del 50% de las emisiones de los vehículos de carretera

- Supresión de vehículos privados con combustibles fósiles en 2035

- Reducción del 25% de las emisiones industriales

- Programas de desarrollo de aviones y buques más limpios

- Los Estados miembros pueden recurrir a los 750.000 millones de euros del instrumento de recuperación Next Generation EU y al próximo presupuesto a largo plazo de la UE para realizar estas inversiones en transición ecológica.

La Comisión asegura que esta transición lejos de ser una traba económica será una pieza clave de la recuperación económica tras el mazazo de la crisis por la pandemia de COVID-19.

"Vamos a liderar el camino hacia un planeta más limpio y una recuperación ecológica" dijo la presidenta von der Leyen. "Europa saldrá fortalecida de la pandemia de coronavirus invirtiendo en una economía circular eficiente en el uso de los recursos, promoviendo la innovación en tecnologías limpias y creando empleos verdes".

Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo, ha señalado que "es esencial que Europa lidere el camino hacia una recuperación ecológica. Por nuestros hijos y nuestros nietos, hemos de actuar ahora. Hoy, Europa presenta al mundo la manera en que vamos a potenciar el bienestar y la prosperidad de nuestros ciudadanos en la próxima década a medida que trabajamos en pos de nuestro objetivo de neutralidad climática para 2050".

Sin embargo algunas organizaciones ecologistas como Amigos de la Tierra consideran que no se está haciendo lo suficiente. "La propuesta de la Comisión de aumentar la reducción de las emisiones al 55% sigue eludiendo la responsabilidad de Europa de hacer la parte que le corresponde en la acción climática. Europa causó en gran medida las históricas emisiones de gases de efecto invernadero en la atmósfera" dijo su director Jagoda Munic, "es irresponsable que la UE aún no haya descartado subvencionar los combustibles fósiles como el gas" añadió.

Por su parte el grupo de presión Transport & Environment cree que la UE se equivoca al poner los vehículos y camiones en el mercado europeo de emisiones. Consideran que el plan para subir los impuestos a las compañías petroleras no reducirá el consumo, sólo aumentará la factura en las gasolineras.