Última hora
This content is not available in your region

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, se retira de la carrera electoral

euronews_icons_loading
La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, se retira de la carrera electoral
Derechos de autor  أ ب
Tamaño de texto Aa Aa

"Si no nos unimos, vuelve Morales. Si no nos unimos, la democracia pierde. Si no nos unimos, la dictadura gana". Con estas palabras, la presidente interina de Bolivia, Jeanine Áñez, ha anunciado que retira su candidatura para las elecciones del 18 de octubre.

Áñez dice que lo hace para favorecer que haya un candidato de unidad, capaz de plantar cara en las urnas al Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales, que en este momento es favorito en las encuestas. Aunque algunos en el país consideran que su renuncia solo es una derrota por anticipado.

Áñez indicó que seguirá como presidenta transitoria hasta la elección de un nuevo jefe de Gobierno tras las elecciones.

La mandataria transitoria apareció en el video de unos tres minutos y medio de duración acompañada del candidato a la vicepresidencia Samuel Doria Medina, de la alianza Juntos, y de varios ministros del Gobierno interino y de políticos que apoyan a Áñez como el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

¿Una derrota anticipada?

El anuncio se produjo un día después de que la encuesta electoral más amplia difundida hasta ahora en el país la sitúe en cuarto lugar en intención de voto, lejos incluso de poder disputar una segunda vuelta con el primero en los sondeos, el candidato del MAS Luis Arce.

Para el experto boliviano en Ciencias Políticas Marcelo Arequipa, Áñez está intentando salvar "lo poco que les queda de aparato político a los demócratas". Su decisión también sería estratégica a nivel personal, para "sobrevivir un poco más en la política" y "no salir tan magullada".

Para algunos de sus contrincantes, se trata de una derrota anticipada y su candidatura nunca debería haber ocurrido.

"No es un desprendimiento, es una derrota. Se desplomó su candidatura desde que cedió, se arrodilló y pactó con el 'masismo'", criticó el candidato Luis Fernando Camacho, de la alianza Creemos.

"Hoy terminó lo que nunca debió empezar, la presidente bajó su candidatura", dijo Jorge Quiroga, candidato a las elecciones con la alianza Libre 21.

"Extendimos mandato solo para hacer elecciones, no cumplió. Eso fortaleció al MAS, dañó la transición, erosionó la economía", añadió.

Carlos Mesa, candidato de Comunidad Ciudadana y segundo en las encuestas, calificó la desición de Áñez como "una contribución a la democracia".

"Estamos siempre dispuestos al diálogo. La decisión de cerrarle el paso al MAS y abrir una nueva etapa donde primero esté la gente siempre será del pueblo boliviano", dijo en una publicación en Twitter.

¿A quién irán los votos de Áñez?

Áñez ha llamado a la unidad, ¿pero quién será el candidato beneficiado?

Arequipa explica que la mayoría del electorado de Áñez es del oriente del país, por lo que es posible que sus votos no beneficien a Carlos Mesa, sino a Luis Fernando Camacho, originario de Santa Cruz.

Si este es el caso, la candidatura de Camacho podría avanzar "de manera muy vertiginosa", incluso más que en estas últimas semanas. Esto causa preocupación entre sus opositores, quienes critican su posición ultraderechista y ultraconservadora.

Sin embargo, Arequipa considera que estos votos no serán suficientes para pasar a Mesa en los resultados, aunque los estima bastante reñidos.

"No va a ser determinante para darle la victoria a ninguno de los candidatos", afirmó el experto en una entrevista con Euronews.