Última hora
This content is not available in your region

Una vacuna china de la COVID-19 "estará lista a principios de 2021", según la farmacéutica SinoVac

Yin Weidong, CEO de la compañía farmacéutica china SinoVac, señala la proyección de las infecciones por COVID-19 y las vacunas el 24 de septiembre de 2020.
Yin Weidong, CEO de la compañía farmacéutica china SinoVac, señala la proyección de las infecciones por COVID-19 y las vacunas el 24 de septiembre de 2020.   -   Derechos de autor  AP Photo/Ng Han Guan
Tamaño de texto Aa Aa

Una compañía farmacéutica china dijo el jueves que la vacuna contra el coronavirus que está desarrollando debería estar lista a principios de 2021 para su distribución en todo el mundo.

Yin Weidong, el CEO de SinoVac, dijo que él personalmente ha recibido la vacuna experimental.

"Al principio, nuestra estrategia fue diseñada para China y para Wuhan. Poco después, en junio y julio, ajustamos nuestra estrategia, es decir, enfrentarnos al mundo", dijo Yin, refiriéndose a la ciudad china donde el virus surgió por primera vez.

"Nuestro objetivo es proporcionar la vacuna al mundo, incluyendo a Estados Unidos, la Unión Europea y otros", dijo Yin.

Las estrictas regulaciones de Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y Australia han bloqueado históricamente la venta de vacunas chinas. Pero Yin dijo que eso podría cambiar.

SinoVac está desarrollando una de las cuatro principales vacunas candidatas de China junto con la empresa estatal SinoPharm, que tiene dos en desarrollo, y CanSino, la empresa privada afiliada al Ejército.

Más de 24.000 personas están participando en ensayos clínicos de CoronaVac en Brasil, Turquía e Indonesia, con ensayos adicionales programados para Bangladés y posiblemente Chile, dijo Yin. SinoVac eligió esos países porque todos ellos tenían graves brotes, grandes poblaciones y una capacidad de investigación y desarrollo limitada, dijo.

Medio millón de dosis

El CEO de SinoVac habló con los periodistas durante una visita a una planta de la compañía al sur de Pekín. Construida en unos pocos meses desde cero, está diseñada para permitir a SinoVac producir medio millón de dosis de vacunas al año. La instalación de bioseguridad ya estaba ocupada el jueves por pequeños frascos con la vacuna. La compañía proyecta que será capaz de producir unos pocos cientos de millones de dosis de la vacuna para febrero o marzo del próximo año.

SinoVac también está empezando a probar pequeñas dosis de CoronaVac en niños y ancianos en China, después de notar el aumento del número de casos en todo el mundo entre esos dos grupos.

Yin dijo que la compañía daría prioridad a la distribución de la vacuna a los países que acogen los ensayos de CoronaVac en humanos.

Aunque la vacuna aún no ha pasado la fase 3 de los ensayos clínicos, una norma aceptada mundialmente, SinoVac ya ha inyectado a miles de personas en China bajo una disposición de uso de emergencia.

Yin dijo que fue uno de los primeros en recibir la vacuna experimental hace meses, junto con los investigadores, después de que la fase uno y dos de los ensayos con humanos no mostraran efectos adversos graves. Dijo que con la inyección mostró su apoyo a CoronaVac.

"Esta es una especie de tradición de nuestra compañía", dijo Yin, añadiendo que había hecho lo mismo con una vacuna contra la hepatitis en desarrollo.

A principios de este año, China permitió el "uso de emergencia" de candidatos a la vacuna para poblaciones en riesgo como el personal de la frontera y los trabajadores médicos si las empresas podían demostrar "buena seguridad y buenos anticuerpos" en las pruebas de unas 1.000 personas, dijo Yin.

SinoVac recibió esa aprobación en junio junto con SinoPharm y CanSino, y pudo proporcionar decenas de miles de dosis de CoronaVac al Gobierno municipal de Pekín, dijo Yin.

Los empleados de SinoVac calificaron para el uso de emergencia de la vacuna porque un brote dentro de la compañía paralizaría su capacidad de desarrollar una vacuna, dijo. Alrededor del 90% del personal la ha recibido.

"Confiamos en que nuestra investigación de las vacunas del COVID-19 pueda cumplir con las normas de los Estados Unidos y los países de la Unión Europea", dijo Yin.