EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Armenia está dispuesta a negociar un alto el fuego, Azerbaiyán aún no

Armenia está dispuesta a negociar un alto el fuego, Azerbaiyán aún no
Derechos de autor AP Photo
Derechos de autor AP Photo
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Armenia está dispuesta a negociar un alto el fuego, Azerbaiyán aún no

PUBLICIDAD

Armenia está dispuesta a negociar un alto el fuego en Nagorno Karabaj. Mientras los combates siguen causando bajas en las tropas karabajíes y de Azerbaiyán, el ministro de Exteriores armenio acepta la mediación Grupo de Minsk de la OSCE para el conflicto, integrado por Rusia, Francia y Estados Unidos. Erevan condiciona el diálogo a que se base en los acuerdos de 1994-1995 y asegura que "continuará repeliendo de manera decidida la agresión de Azerbaiyán".

"Si Armenia quiere ver el fin de esta escalada", replican desde el ministerio de Exteriores azerí, "debe poner fin a su ocupación. Ya basta", afirmaba Hikmet Hajiyev, consejero del Presidente de Azerbaiyán.

En una declaración conjunta, los presidentes de Francia, Estados Unidos y Rusia pidieron el jueves un inmediato cese de hostilidades en este enclave separatista situado en Azerbaiyán y habitado por armenios, que goza de una independencia de facto desde la desintegración de la URSS.

Respaldado por Turquía, Azerbaiyán condiciona el diálogo a la liberación de los distritos adyacentes a Nagorno Karabaj, que Armenia mantiene ocupados desde el final de la guerra hace 26 años. Sin embargo, Ereván los considera una franja de seguridad imprescindible para la supervivencia de la denominada República de Artsaj, ya que permite que esté unida físicamente con Armenia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La batalla se recrudece en Nagorno Karabaj

Sin visos de alto el fuego entre Armenia y Azerbaiyán

Posible escasez de alimentos en Nueva Caledonia tras el estado de emergencia impuesto por París