Última hora
This content is not available in your region

La Unión Europea sanciona a Bielorrusia -pero no a Lukashenko- y endurece el tono contra Turquía

euronews_icons_loading
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Detrás, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen
El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. Detrás, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen   -   Derechos de autor  Olivier Hoslet/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Tras nueve horas de arduas negociaciones y tres borradores distintos, los líderes de la Unión Europea se han puesto de acuerdo en castigar la represión en Bielorrusia del Gobierno de Alexandr Lukashenko.

"Eso significa que mañana se aplicará las sanciones" anunció el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

La UE ha decidido congelar los activos y prohibir viajar a la Unión Europea a cuarenta personas, consideradas responsables de la violencia en Bielorrusia, entre las que no se ha incluido al propio presidente, Alexandr Lukashenko.

Sanciones contra Bielorrusia y más presión sobre Turquía, como exigían Grecia y Chipre

Todos los líderes europeos estaban de acuerdo en tomar medidas contra Bielorrusia, pero Chipre y Grecia se negaban a dar su visto bueno si no se actuaban con la misma determinación contra Turquía por sus prospecciones en busca de hidrocarburos en el Mediterráneo Oriental.

Para superar el obstáculo, los Veintisiete se han comprometido a elevar también el tono contra la Turquía de Recep Tayip Erdogan.

"Ahora es Turquía la que tiene que demostrar que quiere avanzar por una vía constructiva con nosotros. En caso contrario, tenemos todas las herramientas necesarias a nuestra disposición", advirtió la presidenta del ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen.

Esta enésima negociación maratoniana ha puesto una vez más de relieve el problema que supone para la Unión Europea tener que consensuar todas las decisiones.

"Aquí es donde entra en juego el problema de la unanimidad, porque un solo país, con sus propias preocupaciones, legítimas o no, puede bloquear las acciones de los otros 26", explica el analista Jakob F. Kirkegaard.

Esta semana, Canadá y el Reino Unido ya habían decretado la congelación de activos de Lukashenko, por lo que la Unión Europea estaba bajo presión para tomar decisiones en el mismo sentido.