Última hora
This content is not available in your region

Bielorrusia responde imponiendo sanciones a la Unión Europea

Archivo. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea y Alexander Lukashenko, presidente bielorruso.
Archivo. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea y Alexander Lukashenko, presidente bielorruso.   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Bielorrusia ha anunciado sanciones contra la Unión Europea como represalia a las medidas acordadas por los líderes europeos horas antes por el presunto fraude en las elecciones presidenciales y la represión de manifestantes.

En su declaración, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Bielorrusia acusó a la UE de "esforzarse por deteriorar las relaciones con nosotros" e impuso su propio conjunto de sanciones contra el bloque.

No está claro cuántos funcionarios de la UE han sido sancionados por Minsk ya que la lista no se hará pública.

"Bielorrusia siempre está, en sus palabras y sus hechos en contra de la confrontación. Estamos a favor del diálogo y el entendimiento. Pero como Estado soberano, también estamos decididos, aunque no sin pesar, a responder a las acciones hostiles para proteger naturalmente nuestros intereses nacionales", añadió el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Принятым сегодня решением Европейский союз отдалил от себя своего соседа - Беларусь. В последние годы белорусская...

Publiée par МИД Беларуси sur Vendredi 2 octobre 2020

No habrá impunidad

Los líderes de la UE acordaron, tras una reunión del Consejo celebrada el jueves, imponer sanciones contra unos 40 funcionarios bielorrusos que, según dicen, estuvieron involucrados en el amaño de las elecciones presidenciales del 9 de agosto y en la posterior represión de los manifestantes pacíficos.

Bruselas, Londres y Washington han rechazado los resultados oficiales de la votación, que dieron al presidente en ejercicio Alexander Lukashenko más del 80% de los votos. Lukashenko - que por ahora quedó fuera de la lista de sanciones de la UE - ha estado en el poder durante 26 años.

El presidente del Consejo de la UE, Charles Michel, reiteró la postura del bloque de que "el pueblo de Bielorrusia tiene derecho a determinar su propio futuro", mientras que la jefa de la Comisión, Ursula von der Leyen, subrayó que "no habrá impunidad para los responsables de la represión contra los manifestantes y los candidatos de la oposición".

Una fuente de la UE dijo a Euronews que "en general rechazamos la noción de las llamadas sanciones de represalia. El régimen de sanciones de la UE se basa en razones y fundamentos legales específicos - en el caso de Bielorrusia se trata de violaciones de los derechos de la población, falta de respeto a las libertades fundamentales de los ciudadanos y de fraude electoral", añadió la fuente.

Condenados al fracaso

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bielorrusia dijo que la UE no debía hacerse la "ilusión" de que las sanciones que impusiera "no afectarán a los ciudadanos ni a otras esferas de cooperación. Cualquier ataque de este tipo afecta a las personas, su seguridad, su bienestar y la economía", dijo.

En cambio, pidió al bloque que "abriera las fronteras para todos los bielorrusos" y "redoblara los esfuerzos conjuntos para combatir los problemas comunes, como la migración ilegal, la delincuencia internacional y el terrorismo, la pandemia de enfermedades infecciosas y sus consecuencias socioeconómicas".

También dijo que "los intentos de imponer a los bielorrusos algunos representantes aprobados por el exterior, los proyectos de algunos 'gobiernos en el exilio', etc., están condenados al fracaso". El destino de esas estructuras es triste".

La oposición bielorrusa, dirigida por Sviatlana Tikhanovskaya, ha fundado un Consejo de Coordinación para la Transferencia del Poder.

Varios miembros del consejo de coordinación han sido detenidos por las autoridades bielorrusas y dos de ellos afirman haber sido expulsados por la fuerza del país.

Una de las figuras prominentes del consejo, Maria Kolesnikova, dijo a principios de este mes que había roto su pasaporte en la frontera con Ucrania para evitar el mismo destino. Desde entonces ha sido acusada de dañar la seguridad nacional.

Tikhanovskaya, que huyó a Lituania después de las elecciones por temor a su seguridad, se ha dirigido desde entonces al Parlamento de la UE y a una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. También se ha reunido con el Presidente francés Emmanuel Macron y está previsto que se reúna con la Canciller alemana Angela Merkel.