Última hora
This content is not available in your region

El Parlamento Europeo enmienda la Ley del Clima para pedir más ambición

euronews_icons_loading
El Parlamento Europeo enmienda la Ley del Clima para pedir más ambición
Derechos de autor  File
Tamaño de texto Aa Aa

Inundaciones, incendios, deshielos: los fenómenos climáticos extremos ya se hacen sentir en Europa. Por ello, la Comisión Europea ha puesto sobre la mesa la primera Ley Climática del mundo, cuyo objetivo es convertir en requisito legal el objetivo de alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Para su presidenta, Úrsula von der Leyen, las circunstancias lo exigen y no dudó en definir la situación como “el momento europeo del hombre en la luna”.

El proyecto de ley fue presentado en marzo de 2020 como parte del Pacto Verde europeo. Y la idea es verificar que los Estados miembros van cumpliendo con los objetivos intermedios.

La primera meta es reducir las emisiones de aquí a 2030 en un 55%, en comparación con los niveles de 1990.

Pero la Eurocámara ha votado este miércoles un objetivo más ambicioso, fijando el listón en el 60%. Lo que supone una enmienda a la Ley Climática. El texto ha sido aprobado por los grupos socialista, liberal, verde e izquierda unitaria, y ha sido en cambio rechazado por el de los populares.

Los países que se resisten

Hay gobiernos, como el de Polonia, que siguen dependiendo del carbón y que temen por su economía.

Pero, ¿pueden coexistir la reducción de emisiones y el crecimiento económico?

El vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, dice que sí. “Los que niegan el cambio climático, los que dicen que para tener una sociedad sostenible hay que vivir en cuevas masticando pasto, deben entender que hay una manera para mantener un elevado nivel de bienestar sin usar el planeta como si tuviéramos dos planetas más esperándonos. El problema es que cuanto más esperemos, más difícil va a ser", dijo.

Desde 1990, las emisiones de CO2 se han reducido en un 24% en la UE. Y en el mismo período, la economía ha crecido un 61%. Pero para llegar a cero emisiones, todavía habrá que recortar 107 millones de toneladas de CO2 al año.

A pesar de estas cifras, los activistas de la lucha contra el cambio climático no están convencidos de que los objetivos que se ha fijado Europa sean suficientes.

“Cuando la UE presenta su ley climática de cero neto para 2050, admite indirectamente que se está rindiendo, que está renunciando al acuerdo de París, y que está renunciando a su promesa de hacer todo lo posible para garantizar un futuro seguro a sus propios hijos", proclamó la joven Greta Thunberg.

Para que Europa pueda estar a la altura de sus grandes ambiciones, harán falta inversiones significativas y, sobre todo, que todos los países de la UE se comprometan.