Última hora
This content is not available in your region

En la India, el misterio de la baja mortalidad por COVID-19 a pesar de los 7 millones de contagios

euronews_icons_loading
La India mantiene al máximo su capacidad de pruebas de detección alcanzando hoy un total de 85 millones de tests desde el inicio de la pandemia.
La India mantiene al máximo su capacidad de pruebas de detección alcanzando hoy un total de 85 millones de tests desde el inicio de la pandemia.   -   Derechos de autor  AP / Bikas Das
Tamaño de texto Aa Aa

La India cruza la barrera de los siete millones de casos de COVID-19 este domingo. El segundo país más afectado por la pandemia en el mundo, registró más de 74.000 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Los 7.053.806 casos confirmados en el país representan el 19% del total de casos en el mundo. Estados Unidos se mantiene en primer lugar con más de 7,7 millones de infectados.

Aún así, los datos de la Universidad Johns Hopkins indican que la India tiene una tasa de mortalidad por cada 100 casos confirmados del 1,5 %, la más baja entre los 20 países afectados por el virus.

En comparación, los Estados Unidos tienen una tasa de mortalidad aparente del 2,8%. En el caso de España es del 3,8(.

En lo que respecta a la mortalidad relativa a la población, el número de muertes por coronavirus en la India por cada 100.000 personas es de 7,73, en comparación con 65,52 en los Estados Unidos, 103,86 en Perú, 71,31 en Ecuador o 66,28 en México.

Sin embargo, los reportes del Ministerio de Salud indio muestran que la velocidad de contagios de la India sigue siendo la mayor del mundo con un incremento promedio del 1,1 % cada día, mucho más alta que la de EEUU, del 0,6 %.

El gigante asiático ha realizado 85 millones de pruebas COVID-19 desde el inicio de la pandemia y en la última semana ha experimentado un ascenso sostenido en el número de recuperaciones por día, con cifras más altas que las de nuevos contagios.

Los expertos manejan varias hipótesis sobre este "milagro indio".

Una población más joven

La India tiene una población joven, con una edad media de 28,4 años, según el Informe sobre la Población Mundial de las Naciones Unidas.

En comparación, la edad media en Francia es de 42,3 años y este país notificó casi 700.000 casos y más de 32.000 muertes con una tasa de letalidad aparente del 4,7%. España tiene una edad media de cerca de 45 años y una tasa de mortalidad aparente del 3,8%.

Los expertos creen que las personas mayores, que también tienen más probabilidades de padecer comorbilidades como diabetes o hipertensión, corren un mayor riesgo de morir de la enfermedad infecciosa.

Inicio tardío, confinamiento estricto

Según el Gobierno de la India, el primer caso se detectó en el país el 30 de enero y el número de casos superó la marca de los 100 a mediados de marzo.

Al mismo tiempo, la pandemia ya se estaba extendiendo por toda Europa, con más de 24.000 casos y unos 2.000 muertos en Italia y unos 5.500 casos y 150 muertos en Francia.

El Primer Ministro Narendra Modi decretó una contención nacional a partir del 25 de marzo que restringió severamente los viajes. Esto dio tiempo a la India, según los expertos, para prepararse para la llegada de la pandemia y dio tiempo a los médicos para aprender de las experiencias de otros países.

"Muchos de los protocolos de cuidado estaban mucho más estabilizados (en ese momento) ya fuera que se tratara de uso de oxígeno o de cuidados intensivos", dijo a la AFP Anand Krishnan, profesor del Instituto de Ciencias Médicas de toda la India (AIIMS) en Delhi.

¿Inmunidad natural?

El virólogo T. Jacob John y otros expertos dijeron a la AFP que es posible que enfermedades infecciosas anteriores como el dengue, endémico en la India, hayan dado a las personas algún nivel de anticuerpos para protegerse del coronavirus.

Otros creen también que es plausible que la exposición a otros coronavirus menos virulentos haya dado a la población cierta inmunidad cruzada.

Pero todos los expertos creen que se necesita más investigación.

El Ministerio de Salud indio también reivindica las ventajas del sistema ancestral de medicina de la India, el Ayurveda, como una herramienta para la prevención y la cura de la COVID-19.

¿Recuento de víctimas a la baja?

En la India no se suelen contabilizar todas las muertes y todas las causas de muerte. Esto es un problema, especialmente en las zonas rurales donde vive el 70% de la población. Muchas muertes en estas zonas no se registran a menos que haya habido una hospitalización.

Durante la pandemia, este fenómeno se ha incrementado: en varias ciudades, los balances proporcionados por los municipios y los de los cementerios y crematorios no se corresponden. Los observadores más críticos con estas prácticas acusan a algunos estados de culpar deliberadamente a otras enfermedades por las muertes de Covid-19.

"Nuestro inadecuado sistema de vigilancia de muertes (...) ya está olvidando muchas muertes en primer lugar. Sólo una de cada cinco muertes se registra con una causa definida", dijo a la AFP Hemant Shewade, experto en salud pública en Bangalore. Cree que es probable que muchas muertes relacionadas con el Covid-19 no se hayan registrado.

Los estudios del gobierno que utilizan pruebas serológicas muestran que el número de personas infectadas es diez veces mayor que las cifras oficiales, lo que significa que es posible que las muertes por la enfermedad no se hayan notificado en su totalidad, añadió.

Más detalles

Es posible lograr una mayor precisión de las evaluaciones mediante el aumento de las pruebas, un mejor registro de las muertes y las autopsias de las presuntas víctimas, según los expertos.

El seguimiento del exceso de mortalidad - el número de muertes comparado con las cifras "normales" - así como de las muertes en el hogar también podría ser útil, cree Shewade.

En Bombay, la ciudad india más afectada por la pandemia, el municipio descubrió que en marzo-julio el número de muertes fue 13.000 más alto que en el mismo período del año pasado, el doble de la cifra oficial de muertes relacionadas con el coronavirus durante el período, según el diario The Indian Express.