Última hora
This content is not available in your region

Los líderes europeos rechazan un acuerdo con Londres a cualquier precio

euronews_icons_loading
Los líderes europeos rechazan un acuerdo con Londres a cualquier precio
Derechos de autor  Yves Herman/AP
Tamaño de texto Aa Aa

En sus orígnes, ésta debería haber sido la cumbre europea del Brexit. Pero el acuerdo comercial no estaba lo suficientemente maduro. Por el contrario, a pesar de los avances, hay demasiados desacuerdos pendientes.

Así que las críticas han vuelto a arreciar, especialmente desde el campo británico, que ha hecho llegar su mensaje desde el otro lado del Canal.

“Tiene que haber un cambio fundamental de enfoque, de lo contrario, estaremos más que contentos de hablar sobre otras cuestiones prácticas como la seguridad social o el transporte por carretera", ha dicho Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido.

Lo que podría traducirse por una salida a las bravas.

Aunque la UE insiste en que seguirá peleando.

“Nos preparamos para cerrar un acuerdo, pero no a cualquier precio", ha explicado Emmanuel Macron, presidente de Francia. "Queremos que nuestro negociador siga con las conversaciones durante las próximas dos semanas con este espíritu. Pero somos conscientes de que esto requiere esfuerzos, especialmente por parte de Reino Unido".

A lo que el primer ministro irlandés, Micheal Martin, ha añadido: “Claramente, hay margen para un acuerdo y hemos avanzado en varios temas. Es necesario cerrar otros capítulos y hay cuestiones pendientes como la pesca, la gobernanza y la competencia desleal. Pero quien haga un análisis objetivo, verá que existen las bases para un acuerdo".

Recriminaciones a Turquía

Pero éste no ha sido el único tema de la cumbre. Los líderes de la UE han "deplorado las acciones unilaterales de Turquía" en el Mediterráneo Oriental, y han recordado a Ankara que en diciembre podrían adoptar sanciones.

“Vamos a seguir muy de cerca la situación, día tras día, semana tras semana, con todos los actores de la región y especialmente con los Estados miembros involucrados”, ha declarado Charles Michel, presidente del Consejo Europeo.

La sombra del Covid-19

El coronavirus también ha estado presente en la reunión. Se ha hablado de cómo intesificar la cooperación, por ejemplo fijando reglas comunes para las cuarentenas.

Pero el Covid-19 también ha tenido otras consecuencias. La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han tenido que abandonar la reunión tras descubrir que habían estado en contacto con personas infectadas.

Esta situación ha reabierto el debate sobre la conveniencia de que los 27 se sigan reuniendo físicamente en lugar de por videoconferencia. El presidente del Consejo insiste en que hay cosas que solo se pueden resolver en persona.

La posición española

Para España, la prioridad estaba en el Fondo de Recuperación. Y por ello ha unido fuerzas con los otros países para pedir al Parlamento Europeo que acelere los trámites y evite que la entrega del dinero sufra retrasos.

Ya en rueda de prensa, el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, ha tenido que salir al paso de las críticas que le han llegado por el proyecto para reformar el Consejo del Poder Judicial.

Y lo ha hecho cargado contra el Partido Popular, que ha llevado el caso hasta Bruselas. "Esto no es nuevo", ha dicho Sánchez. Considera que en lugar de hacer oposición al gobierno, se opone "a los intereses del país."

Al mismo tiempo, Sánchez ha expresado su "respeto absoluto" por el aviso que también le ha lanzado la Comisión Europea. El ejecutivo comunitario dice que el texto podría ser contrario a las normas comunitarias, ya que politiza la justicia y pone en peligro su independencia.