Última hora
This content is not available in your region

Cómo construir la Unión Europea de la Salud

euronews_icons_loading
Centro de salud en Croacia
Centro de salud en Croacia   -   Derechos de autor  DENIS LOVROVIC/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

El coronavirus ha demostrado que la Unión Europea no estaba preparada para hacer frente a una pandemia.

Por ello, el Parlamento Europeo defiende la necesidad de reforzar los sistemas sanitarios de cara al futuro y quiere hacerlo a través del programa denominado Europe4Health, o traducido, Europa por la Salud.

"Nos gustaría concentrarnos en preparar mejor nuestros sistemas sanitarios para que sean más resilientes, para que estén mejor preparados de cara a futuras crisis", explica Cristian-Silviu Buşoi, eurodiputado rumano del grupo Popular. "Y no sólo esto, hay que luchar de manera más eficaz también contra otras enfermedades como el cáncer y contra la escasez de medicamentos".

El problema es que para ello se necesitan fondos. Y el presupuesto plurianual de la Unión Europea prevé en cambio recortes. La partida destinada a este programa ha pasado de casi diez mil millones de euros a poco menos de 2 mil millones.

Desde la Eurocámara insisten en que sin prevención será difícil afrontar nuevas crisis. "Hay que prevenir enfermedades y promover la salud. Esa es el objetivo de la salud pública y este programa cumple con ello", afirma Sara Cerdas, eurodiputada socialista portuguesa. "Es un programa que puede aportar muchos beneficios para la salud, no sólo a largo plazo, también a corto y medio plazo".

En septiembre, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, anunció que haría de la asistencia sanitaria una prioridad. Se comprometió a fortalecer las instituciones existentes y a crear otras nuevas, como la Agencia para la Investigación y el Desarrollo Biomédico. Pero todavía no hay un calendario.

"Será muy importante ver cómo podemos hacer avanzar la propuesta para que el proyecto de tener más salud a nivel de UE se convierta en realidad", afirma Michele Calabro, del Foro Europeo de Pacientes.

La pandemia ha puesto de manifiesto los puntos débiles de la UE en materia de salud pública, empezando por el hecho de que se trata de una competencia que recae en los Estados miembros. De ahi su escaso margen de maniobra. Pero la llegada de la segunda ola de Covid-19 podría forzar una reflexión sobre el futuro de la sanidad en Europea.