Última hora
This content is not available in your region

La UE estudia la influencia del calentamiento global en la salud

euronews_icons_loading
La UE estudia la influencia del calentamiento global en la salud
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

El cambio climático está alterando el equilibrio de la naturaleza. La ciencia estudia estrategias de prevención y adaptación para limitar los efectos en nuestra salud.

Las misiones que pone en marcha Europa para encontrar soluciones a los principales retos de nuestro tiempo como parte de su iniciativa Green Tomorrow se centran en esta ocasión en cinco sectores, incluidos en el programa Horizonte Europa, que arrancará en 2021:

- Lucha contra el cáncer.

- Ciudades no contaminantes.

- Protección de la tierra y el mar, protección del suelo.

- Adaptación al cambio climático, incluida la transformación social.

Desde Copenhague, la jefa de la misión, Connie Hedegaard, explicó a Euronews cuáles son las acciones y objetivos de esta misión: “Lo esencial es que no solo importa cuánto hagamos en Europa para mitigar el cambio climátivo, también tendremos que adaptarnos a él. ¿Y cómo afectará todo ello a nuestros municipios, a nuestras ciudades, empresas, negocios y hogares?

¿Cómo podríamos hacer de Europa un lugar más resistente? ¿Y cómo podemos hacerlo de una manera que beneficie a la economía, que sea bueno para la gente, que sea bueno para los negocios?

Y lo que también intentamos es ayudar a encontrar las mejores soluciones cooperando, trabajando juntos y compartiendo los datos de todos, entre otras cosas".

Hedegaard explica que intenta identificar doscientas regiones de Europa, "con desafíos muy diferentes, con diferentes experiencias, diferentes prácticas; algunas buenas, otras no tanto, de las que podamos aprender qué hacer y quizás también qué no hacer?.

Podríamos identificar dónde están nuestros puntos fuertes y también nuestras lagunas de conocimiento. Dónde necesitamos, por ejemplo, que nuestros científicos propongan nuevas soluciones o nuestras empresas incorporen nuevas tecnologías.

Y la otra cosa es que queremos hacer cien proyectos en profundidad en cien regiones, donde realmente intentaremos que se apliquen las nuevas tecnologías. Y luego, por supuesto, todo el objetivo es que aprendamos los unos de los otros. Deberíamos basarnos en las experiencias de los demás, en lugar de estar reinventando la rueda cada uno por su lado".

¿Cómo afecta a nuestra salud el cambio climático?

Fuimos a Noruega y Grecia para conocer a los científicos del proyecto de la Comisión Europea, Exhaution, Agotamiento.

Estudian el impacto en las patologías médicas por la subida de las temperaturas y la contaminación.

El aumento continuo de las temperaturas trae consigo incendios forestales y olas de calor. Son varios los investigadores que consideran que este efecto climático combinado con la contaminación del aire es un riesgo importante para la salud.

Alrededor del 90% de la población mundial respira aire contaminado.

La contaminación del aire mata al año aproximadamente a siete millones de personas en todo el mundo.

El proyecto Exhaustion, financiado con fondos europeos, se centra en la relación entre calor y contaminación y las enfermedades cardiopulmonares.

El Centro de Investigación Climática Internacional, en Oslo, busca medidas preventivas y de adaptación.

La química ambiental Kristin Aunan, coordinadora del proyecto confirma que_“La contaminación del aire es la principal causa de muerte en Europa actualmente, cuando nos referimos a factores de estrés ambiental. Pero el hecho es que el calentamiento global en realidad puede potenciar los daños relacionados con la contaminación del aire, y eso puede suceder de distintas maneras. El aumento de las temperaturas pueda llevar a un aumento tanto de las emisiones de contaminantes al aire como de su concentración"._

El estudio también analizará las consecuencias socioeconómicas del cambio climático: cómo las enfermedades disminuyen o aumentan dependiendo de criterios geográficos, demográficos y socioeconómicos.

Ya han confirmado conexiones directas entre condiciones ambientales y enfermedades.

El cardiólogo Stefan Agewall, jefe de servicio en el Hospital Universitario Ullevaal, en Oslo explicó a Euronews:“Hemos identificado varios factores que están asociados a un aumento del infarto de miocardio, como son la contaminación del aire con monóxido de carbono, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno. Y está también la temperatura. Pero lo que sí pensamos es que la combinación de los dos factores, por ejemplo, nivel alto de monóxido de carbono sumado a temperatura elevada, podría darnos el peor de los casos posible".

Nuestro planeta es alrededor de un grado más cálido que en la era preindustrial, lo que significa que situaciones climáticas extremas serán cada vez más probables en el futuro. incluso si nos ceñimos al nivel de calentamiento global de dos grados acordado por todas las naciones en el Acuerdo de París.

Jana Silmann , directora de Investigación del Centro de Investigación Climática de Oslo está segura de que el calor ha llegado para quedarse:"Contamos con un cierto nivel de aumento de las olas de calor que nos van a impactar. Nada será como antes. Quiero decir que será diferente en comparación con lo que hemos tenido. Contamos con un cierto nivel de calentamiento y con que las olas de calor serán más frecuentes e intensas y que todo ello tendrá consecuencias. Y debemos estar preparados para ello".

El impacto de las condiciones climáticas en la salud depende de la localización geográfica y de la solidez del sistema de salud.

Se espera que las personas mayores, los trabajadores que realizan trabajos físicos pesados ​​en entornos no refrigerados y las personas con afecciones médicas preexistentes, como enfermedades cardiovasculares e insuficiencia cardíaca, sean particularmente vulnerables al aumento de las temperaturas.

La capacidad humana para adaptarse al aumento de las temperaturas se convierte en un factor clave.

Exhaustion tiene acceso a registros sanitarios retrospectivos únicos sobre la mortalidad y morbilidad por enfermedad pulmonar obstructiva en el norte, centro y sur de Europa. Además, Exhasution se basa en una gran base de datos de series de tiempo en un estudio observacional de varios países.

Con los esquemas climáticos más actualizados, un grupo de investigadores griegos desarrolla modelos predictivos

Klea Katsouyanni, profesora de Bioestadística y Epidemiología de la Universidad Nacional Kapodritriana, de Atenas explica que_“la temperatura de mortalidad más baja en los países mediterráneos es de unos 29 ° C y en los países del norte y centro de Europa, de unos 23 ° C. Hay diferencia y la población reacciona de manera diferente a temperaturas específicas. También los 'efectos del frío' son mayores en los países mediterráneos, porque la población no está adaptada y, repito, la adaptación no necesita ser una adaptación fisiológica, puede ser una adaptación de conducta. Es decir, si no esperamos que haga frío, no tendremos medios de protección contra el frío"._

Una pregunta que los científicos, intentan responder en Oslo es ¿cómo podría adaptarse la gente, a largo plazo, a un clima unos grados más alto o a fenómenos de calor intenso?

Este punto es fundamental para trazar estrategias de adaptación social y urbana para limitar las muertes y enfermedades entre los grupos vulnerables.

Aunan cree que “No es probable que la relación cuantitativa entre estrés por calor y mortalidad, que hemos tenido históricamente, continúe en el futuro, o al menos no lo sabemos. Bien podría ser que las sociedades se adaptáran, ya que existen diferentes grados de adaptación. Puede pensarse en: construir ciudades más verdes, para evitar el efecto de "isla de calor urbano" o aplicar sistemas de alerta. Hay muchas cosas que pueden hacerse y que realmente reducirán la vulnerabilidad en la población europea, en el futuro."