Última hora
This content is not available in your region

Países europeos apuestan por el toque de queda para contener la segunda ola de la pandemia

euronews_icons_loading
La pandemia de coronavirus se recrudece en Europa.
La pandemia de coronavirus se recrudece en Europa.   -   Derechos de autor  AP / Emilio Morenatti
Tamaño de texto Aa Aa

Francia tiembla frente a la segunda ola de la pandemia. Este jueves registró un nuevo récord de 41.622 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas.

Es por ello que el Gobierno francés ha decretado la extensión de su toque de queda en gran parte de su territorio. Una medida que afectará a dos tercios de la población, es decir a unos 46 millones de ciudadanos. El toque de queda entrará en vigor la medianoche del viernes.

El primer ministro, Jean Castex, admitió este jueves que "la situación es grave" y que el empeoramiento de la pandemia les lleva a extender el toque de queda a otros 38 departamentos de Francia desde la medianoche del viernes al sábado, con lo que habrá en total 46 millones de personas afectadas.

"Las próximas semanas serán difíciles. Nuestros servicios hospitalarios se verán sometidos a una dura prueba y el número de muertos seguirá aumentando", reconoció Castex, que admitió que esta crisis todavía durará "meses".

Mientras tanto la ex primera ministra de Bélgica y ahora ministra de Asuntos Exteriores, Sophie Wilmes, se encuentra en cuidados intensivos tras contraer el virus. Su portavoz ha declarado que la política está consciente y "relativamente bien".

Wilmes se une a los casi 3.000 belgas que están hospitalizados, incluyendo a los casi 500 en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Las autoridades indican que si los casos siguen aumentando al mismo ritmo, las UCI alcanzarán su límite a mediados de noviembre.

En Alemania ha habido más de diez mil infecciones en los últimos días. Significa que más del 70% de las camas de cuidados intensivos ya están ocupadas por pacientes con COVID. Las autoridades sanitarias instan a los ciudadanos a permanecer alerta.

Sin embargo, Dinamarca cerrará su frontera con Alemania debido al aumento de las infecciones en ese país. Dinamarca ha registrado su cifra diaria más alta con 760 casos. El Gobierno ha advertido nuevas restricciones si los contagios siguen aumentando.