Última hora
This content is not available in your region

COVID-19: Macron se dirigirá a la nación, todo apunta a un posible confinamiento nacional

Pasajeros con mascarillas caminan por el andén de un metro de París, el domingo 25 de octubre de 2020.
Pasajeros con mascarillas caminan por el andén de un metro de París, el domingo 25 de octubre de 2020.   -   Derechos de autor  AP Photo/Lewis Joly
Tamaño de texto Aa Aa

¿Un nuevo confinamiento, extensión del toque de queda o fines de semana en casa?

Estas son las tres opciones que los medios franceses barajan desde ayer, cuando comenzaron las filtraciones de las reuniones del Ejecutivo para decidir la posible respuesta ante el avance inexorable de la segunda ola de la pandemia en el país.

Mientras este miércoles los franceses han amanecido leyendo en los periódicos que el Elíseo se está decantando por la primera opción, la vuelta a un confinamiento total aunque menos estricto que el de la primavera pasada, el presidente Emmanuel Macron pronunciará un discurso televisado por la noche para confirmar cuál es la dirección que han decidio tomar.

Aunque el mensaje está claro, el Gobierno francés va a anunciar medidas "difíciles" en medio de lo que los expertos han denominado una "brutal" segunda ola de infecciones de la COVID-19 en todo el país. Dos tercios de la población francesa ya están bajo toque de queda nocturno, de las 21:00 a las 6:00.

El primer ministro Jean Castex dijo que "nuevas medidas" son "esenciales". "Hay que esperar decisiones difíciles", adelantó el Ministro del Interior Gérald Darmanin.

Los nuevos casos franceses "podrían ser el doble" de las cifras oficiales

La oficina del presidente no ha indicado qué es lo que probablemente dirá el discurso de Macron del miércoles, pero anteriormente se han utilizado discursos televisivos similares para anunciar nuevas medidas relacionadas con la pandemia.

En marzo, la mayoría de los casos en Francia se localizaban en el este del país, pero ahora las infecciones se están extendiendo por todo el territorio y los hospitales se están llenando rápidamente.

Francia registró un récord de 52.000 nuevos casos el domingo, pero los expertos dicen que con muchos casos asintomáticos, el número de víctimas es probablemente mayor.

El consejo científico francés estima que hay alrededor de 100.000 casos en el país por día, confirmó el presidente del consejo Jean-François DelFraissy a RTL Radio el lunes.

DelFraissy describió la situación de la epidemia como "muy difícil, incluso probablemente crítica" en el país.

"Habíamos predicho que habría una segunda ola, pero nosotros mismos estamos sorprendidos por la brutalidad de lo que ha estado ocurriendo en los últimos diez días", añadió.

Hace diez días, el Gobierno volvió a declarar el estado de emergencia para permitir la aplicación de medidas sanitarias más estrictas para frenar la propagación del virus.