Última hora
This content is not available in your region

Personas de confianza de Puigdemont, detenidas por desvio de fondos, quedan en libertad

Foto de archivo de Carles Puigdemont
Foto de archivo de Carles Puigdemont   -   Derechos de autor  Francisco Seco/ AP
Tamaño de texto Aa Aa

Las personas de confianza del expresidente del Gobierno catalán Carles Puigdemont, detenidas el miércoles por supuesto desvío de fondos públicos para sus gastos en Bélgica, donde está huido de la justicia española, fueron puestas en libertad este viernes por el juez que investiga el caso.

Se trata del exconsejero del Gobierno catalán Xavier Vendrell, el exdirigente político David Madí, y el empresario Oriol Soler, miembros del conocido como "estado mayor" que se encargó de organizar el referéndum ilegal sobre la independencia de Cataluña el 1 de octubre de 2017.

También quedaron en libertad las otras seis personas que permanecían detenidas tras la operación que tuvo lugar el pasado 28 de octubre y que destapó supuestos contactos en Rusia para lograr apoyos al proceso independentista.

Libertad con cargos, tras acogerse al derecho a no declarar

Según informaron fuentes judiciales, el juez Joaquín Aguirre, acordó dejar en libertad con cargos a todos ellos, nueve en total, después de que se acogieran a su derecho a no declarar, y de que la Fiscalía no pidiera medidas cautelares.

Entre los 21 detenidos el pasado día 28 por la Guardia Civil, por orden judicial, además de los tres citados, estaba el excónsul honorario de Letonia en Barcelona y presidente de la Plataforma pro selecciones catalanas, Xavier Vinyals.

Más de la mitad quedó en libertad ese día, entre ellos el historiador Josep Lluís Alay, jefe de la oficina del expresidente catalán Carles Puigdemont, a quien acompañaba cuando fue arrestado temporalmente en Alemania, y los otros nueve arrestados, entre políticos y empresarios, son los que hoy quedaron en libertad.

El expresidente catalán huyó a Bélgica en octubre de 2017, tas la fracasada declaración de independencia que aprobó el Parlamento regional, y después de estar sin residencia fija y de ser detenido en Alemania por unos días en 2018, finalmente se instaló en una mansión de Waterloo, a las afueras de Bruselas, en febrero de ese año.

Desde allí pretende continuar con su influencia sobre la política catalana, después del fracasado intento secesionista de 2017.

La causa contra la supuesta trama acusada de desviar subvenciones públicas para financiar los gastos de Puigdemont, es fruto de conversaciones telefónicas intervenidas durante el año y medio en la investigación de otro caso, el presunto desvío de fondos públicos a fundaciones afines a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), el partido al que inicialmente perteneció el expresidente catalán, aunque después el mapa político independentista se reestructuró.

Según el juez, las escuchas telefónicas revelan que Madí y Vendrel utilizaron sus influencias políticas en el Gobierno independentista de Cataluña para repartirse fondos públicos "arbitrariamente".

Además, sitúa a Vendrell en la dirección de Tsunami Democràtic, plataforma desde la que supuestamente "promovió" desórdenes públicos en octubre de 2019, tras la condena a dirigentes catalanes por el proceso de secesión de 2017, en la que también podría haber participado Soler, presunto beneficiario asimismo de adjudicaciones directas de la administración catalana.

La supuesta 'trama rusa'

El juez que investiga el desvío de fondos públicos en el entorno de Carles Puigdemont sospecha que, días antes de la declaración unilateral de independencia, Rusia le ofreció trasladar a Catalunya a 10.000 soldados y pagar la deuda catalana, lo que el expresidente catalán rechazó.

El juez basa sus sospechas en dos archivos de audio intervenidos en el teléfono del exdirigente de Convergencia Democrática de Cataluña Víctor Terradellas, grabaciones de dos conversaciones que este mantuvo con David Madí y con Xavier Vendrell los días 14 de mayo de 2018 y 16 de mayo de 2018, según los autos.

Frente a esas informaciones la respuesta de Moscú ha sido contudente y a la vez irónica.

"La información acerca de que un grupo ruso estaba dispuesto en 2017 a apoyar económica y militarmente a Cataluña en caso de que los independentistas declararan la independencia excede el absurdo".

En una rueda de prensa, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova explicó:

"Estas informaciones se basan exclusivamente en declaraciones de representantes de las fuerzas separatistas que se encuentran procesados judicialmente. Esas personas están dispuestas a hacer todo tipo de declaraciones, incluso las más increíbles y disparatadas, con el objetivo de internacionalizar por cualquier medio el proceso".

Zajárova agregó que con ello persiguen además "llamar más fuertemente la atención de la opinión publica internacional sobre su confrontación con el Estado español".

"El cálculo es comprensible. Por lo visto, la mención de nuestro país en este contexto no puede inscribirse mejor en la propagada antirrusa que prolifera en los últimos años en Occidente y debe, según los separatistas, parecer creíble", añadió

La diplomática indicó que Moscú reacciona con tranquilidad a estas informaciones, pero subrayó que "sorprende y causa perplejidad otra cosa: la disposición de ciertos medios españoles a creer estas informaciones falsas, considerarlas seriamente y difundir acusaciones infundadas, de antemano falsas y que entran en la categoría de prensa amarilla".

"A lo único que pueden conducir esas acciones es a dañar las relaciones ruso-españolas", concluyó la portavoz.

Burla de la embajada de Rusia en España

El miércoles, la embajada de Rusia en España se burló de la información al afirmar que está "incompleta".

"Hace falta añadir dos ceros al número de soldados y lo más impactante de toda esta conspiración: las tropas deberían ser transportadas por aviones "Mosca" y "Chato" ensamblados en Cataluña durante la Guerra Civil española y escondidos en un lugar seguro de la sierra catalana hasta recibir a través de Yestas publicaciones la orden cifrada de actuar", escribió en su cuenta de Twitter.

La información de la 'trama rusa' suscitó también numerosos memes

No obstante, cabe recordar que el juez que investiga el caso basa sus sospechas de la 'trama rusa' en dos archivos de audio intervenidos en el teléfono de unos de los inculpados, concretamente el exdirigente de Convergencia Democrática de Cataluña Víctor Terradellas.