Última hora
This content is not available in your region

Varios países europeos inician nuevos confinamientos ante la segunda ola de coronavirus

euronews_icons_loading
Europa vuelve a los días de confinamiento
Europa vuelve a los días de confinamiento   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Portugal registró este domingo un nuevo y preocupante récord en número de muertes diarias por coronavirus, 46, alcanzando también máximos históricos en cuanto a hospitalizados, 2.255, y en ingresos en cuidados intensivos, 296.

Ante semejantes cifras, el Gobierno luso está aplicando una serie de nuevas restricciones, vigentes desde este miércoles, las cuales afectarán al 70% de la población.

Las medidas incluyen la obligación de trabajar desde casa para aquellos que puedan hacerlo y el "deber cívico" de permanecer en los hogares tanto como sea posible. Límites más estrictos, como toques de queda o cierres, requieren constitucionalmente de la declaración del estado de emergencia, algo que parece cada vez más inevitable.

Confinamientos regionales y nacionales

En Grecia, el Gobierno anunciaba este lunes el confinamiento por espacio de 14 días tanto de Salónica como de Serres. Sus ciudadanos solo podrán moverse con autorizaciones especiales, si bien las escuelas de momento permanecerán abiertas. El aeropuerto de Salónica quedará cerrado a todos los vuelos, nacionales e internacionales.

"Como ya sucedió con el confinamiento general, el encierro local obligará al envío de un SMS para movimientos específicos", explicaba el portavoz del Gobierno heleno. "Especialmente para el período que va desde las nueve de la noche hasta las cinco del día siguiente; solo se permitirá la movilidad por razones de trabajo y salud".

Alemania inicia por su parte un mes de cierre de restaurantes, bares, gimnasios y centros de ocio, si bien también mantendrá abiertas las escuelas, además de las tiendas y los lugares de trabajo. Las reuniones quedan restringidas a un máximo de 10 personas y las fiestas privadas quedan prohibidas.

La tasa de infección sigue creciendo en este país, aunque de momento con números más bajos que en Francia o Bélgica, donde las medidas son claramente más estrictas.

En Reino Unido, Boris Johnson alertaba en el Parlamento de un auténtico desastre en caso de que no se tomen medidas drásticas. El primer ministro aseguraba que no le queda otra alternativa que llevar a cabo el confinamiento de un mes que arranca este jueves:

"Estamos luchando contra una enfermedad, y cuando los datos cambian de rumbo nosotros también debemos cambiar de rumbo", decía Johnson. "Y a aquellos en esta cámara que creen que debemos evitar estas nuevas medidas nacionales, permítanme explicarles el desastre médico y moral al que nos enfrentamos".

Su homólogo italiano, Giuseppe Conte, también anunciaba nuevas restricciones, aún por decretar, en toda Italia, entre las que se encuentran el cierre de centros comerciales los fines de semana, el cierre de museos o la limitación de movimientos entre regiones. Italia planea también un toque de queda nocturno cuyo horario de momento no está especificado. Regiones como Lazio, donde se encuentra Roma, ya cuentan desde hace días con estos limites horarios.