Última hora
This content is not available in your region

Marihuana, cuestión del aborto o cambio de bandera: las otras elecciones estadounidenses

euronews_icons_loading
Nueva bandera del estado de Misisipi
Nueva bandera del estado de Misisipi   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La elección de un presidente para el país ha marcado, como no podía ser de otra manera, la jornada electoral de Estados Unidos. Pero al margen de esta importante decisión muchas otras cosas han sido sometidas a votación en múltiples estados.

Por ejemplo en Florida, donde se ha aprobado con el 61 por ciento de los votos un nuevo salario mínimo. Así, los trabajadores de este estado, que se ha decantado por Trump, deberán recibir antes de septiembre de 2021 un mínimo de 10 dólares la hora que deberán ser 15 para el año 2026. Dos millones y medio de ciudadanos se verán beneficiados por este importante cambio en Florida.

En Nueva Jersey quedó aprobada la enmienda sobre la legalización de la marihuana recreativa. Tanto el cultivo como la posesión, la venta al pormenor y el consumo de esta sustancia serán ahora permitidos en este estado para las personas mayores de 21 años. Nueva Jersey se convierte así en el duodécimo estado en legalizar el uso recreativo del cannabis.

McBride hace historia

En Delaware, Sarah McBride se convirtió este martes en la primera senadora transgénero de la historia de Estados Unidos. La demócrata de 30 años, famosa por su activismo a favor de los derechos de la comunidad LGTB recibió un respaldo del 73 por ciento de los votantes en la carrera al senado.

Misisipi por su parte cambia de bandera. Tras 126 años, el estado sureño confirmaba el retiro del controvertida cruz confederada con la aprobación del nuevo modelo, que cuenta con una magnolia como símbolo de la hospitalidad de su gente.

Otro estado sureño, Georgia, vio como la republicana Marjorie Taylor Green conseguía un asiento en el congreso para el ultraderechista y conspiranoico movimiento QAnon.

Más complejo fue el voto en Luisiana, donde salió adelante la enmienda que aclara que la constitución del estado no recoge el derecho al aborto ni permite por tanto la financiación pública de los mismos.

Un sinfín de cambios que demuestran que si bien hoy no parece estar muy unido, este país es en efecto un conjunto de estados.