Última hora
This content is not available in your region

Joe Biden, a un paso de la victoria, en un agónico conteo de votos

euronews_icons_loading
Un peatón observa la imagen de Trump repetida en las televisiones expuestas en un comercio
Un peatón observa la imagen de Trump repetida en las televisiones expuestas en un comercio   -   Derechos de autor  AP Photo/Brian Inganga
Tamaño de texto Aa Aa

El conteo de votos en Estados Unidos se ha vuelto interminable y agónico. El país sigue con el corazón en un puño las noticias del escrutinio, en especial, en Pensilvania, donde la balanza se empieza a decantar a favor del demócrata, Joe Biden, mientras Donald Trump denuncia con una retórica incendiaria un gran fraude electoral y cuestiona la legitimidad de millones de votos.

También sigue en juego Georgia, donde los candidatos están prácticamente empatados, Arizona y Nevada. En todos los casos, las diferencias son ajustadísimas.

Biden: "Son los votantes los que eligen al presidente. Todos los votos deben ser contados"

Biden salió este jueves a la palestra para defender el sistema electoral estadounidense frente a los ataques de Donald Trump.

"En Estados Unidos el voto es sagrado -afirmó-. Es la forma en que la gente de esta nación expresa su voluntad. Es la voluntad de los votantes la que elige al presidente de Estados Unidos. Así que cada voto debe ser contado. Y eso es lo que estamos haciendo ahora. Y así debe ser (...) __No tenemos ninguna duda de que cuando el conteo termine, la senadora Harris y yo seremos declarados ganadores".

Pendientes de Pensilvania, cuyo vuelco abriría a Biden las puertas de la Casa Blanca

El candidato demócrata se mantiene, por el momento, con 264 delegados en el Colegio Electoral, acariciando una victoria que conseguiría con 270. La vía más rápida para conseguir las llaves de la Casa Blanca sería ganando en Pensilvania. Si no lo consigue, habría que esperar a los resultados de Nevada o Arizona y la incertidumbre se alargaría al menos hasta el fin de semana.

Mientras tanto, Donald Trump, que tiene 214 grandes electores, necesita ganar en los cuatro estados clave que quedan por adjudicar, Pensilvania, Georgia, Carolina del Norte y Nevada para mantenerse en el cargo.

Trump denuncia un fraude electoral a gran escala

El mandatario republicano se niega a aceptar su posible derrota y endurece el discurso, denunciando sin pruebas un fraude electoral a gran escala. Las demandas judiciales interpuestas por su equipo en varios estados para detener el conteo o repetirlo no están teniendo efecto.

Desde la Casa Blanca, el presidente saliente denunció que están tratando de robarle la victoria.

"Buenas tardes, me gustaría proporcionar al pueblo estadounidense una actualización de nuestros esfuerzos para proteger la integridad de nuestras importantes elecciones de 2020 -dijo Trump-. Si contamos los votos legales, gano fácilmente. Si cuentas los votos ilegales pueden intentar robarnos la elección".

El hijo del mandatario pide "luchar hasta la muerte"

"Detengan el robo" gritan los seguidores del mandatario, espoleados también por Donald Trump Jr., el mediático hijo del presidente.

"Creo que lo primero que puede hacer Donald Trump en esta elección es luchar todas y cada una de estas batallas hasta la muerte, para que tengamos total transparencia en el proceso. Y todos los demócratas deberían aceptar esto, a menos que estén haciendo trampa".

Al calor de la retórica incendiara del mandatario, las protestas se multiplican, aunque por el momento se mantienen bajo control. Protestas en Filadelfia, Detroit, Michigan, Phoenix o Atlanta, donde partidarios y detractores de Trump se han apostado a las puertas de lugares de escrutinio.