Última hora
This content is not available in your region

Protesta en Londres contra el confinamiento mientras la COVID se apodera de Europa

euronews_icons_loading
Protesta en Trafalgar Square, Londres, contra el reconfinamiento
Protesta en Trafalgar Square, Londres, contra el reconfinamiento   -   Derechos de autor  Alberto Pezzali/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

En Trafalgar Square, en pleno centro de Londres, cientos de manifestantes se concentraron este jueves para protestar contra el nuevo confinamiento impuesto en Inglaterra, mientras el coronavirus avanza en toda Europa a pasos agigantados y vuelve a batir récords en numerosos países.

Los manifestantes de Londres gritaban "libertad", mientras la Policía trataba de dispersarlos y procedía a numerosos arrestos. En el país con más muertos de Europa por la pandemia, casi 48.000, los sondeos indican que la población apoya globalmente el cierre de todos los comercios no esenciales, pero la inquietud aumenta sobre su impacto económico.

El primer ministro Boris Johnson salió a la palestra para repetir que los comercios podrán volver a abrir antes de Navidad, en un intento de calmar los ánimos.

Los hospitales españoles, bajo presión

En España, aumenta la presión en los hospitales, que tienen cada vez más dificultades para hacer frente a la afluencia de pacientes de COVID-19 y se ven obligados a suspender cirugías de importancia. España registró este jueves 368 muertes y casi 22.000 nuevos contagios, 9.600 de ellos en las últimas 24 horas.

Francia: 58.000 nuevos casos en un solo día. Grecia se confina

Francia también vivió una jornada negra, con más de 58.000 nuevos casos en un solo día. Poco a poco se van imponiendo los test rápidos de COVID-19, que se realizan en centros como los abiertos en cinco estaciones de trenes de París, con resultados en 20 minutos.

La capital francesa ha dado una nueva vuelta de rosca al confinamiento vigente en todo el país. Los tiendas de comestibles deberán cerrar a las diez de la noche. Una hora a partir de la cual también quedan prohibidos los repartos a domicilio de comida y la venta de alcohol.

Mientras tanto, los confinamientos se extienden. Después de Irlanda, Francia e Inglaterra, Grecia también ha decidido imponer tres semanas de cierre total ante el aumento exponencial de casos.