Última hora
This content is not available in your region

La batalla no ganada de la igualdad en el deporte femenino

euronews_icons_loading
La batalla no ganada de la igualdad en el deporte femenino
Derechos de autor  DAMIEN ROSSO / DROZ PHOTO for Liv Cycling France
Tamaño de texto Aa Aa

Mujeres y deporte. Un terreno resbaladizo para la igualdad de género, aún dominado por la discriminación y los estereotipos. La evaluación de la situación entre el progreso y las barreras existentes en Francia.

¿Ganarán alguna vez las mujeres la carrera de la igualdad en el deporte?

La denuncia de la exarbitra internacional de hockey sobre hielo Charlotte Girard-Fabre es contundente: “Desde mi primer partido escuché cosas horribles como sucia puta, tú no tienes nada que hacer aquí, el hockey es un deporte de hombres, ¡vuelvete a la cocina! __Tenía nueve años, quería empezar a jugar al hockey sobre hielo en mi club e inmediatamente me dijeron que las niñas y los niños no podían estar en la pista al tiempo.

El sexismo en el deporte puede variar desde una sutil presión psicológica hasta la violencia física. Quienes que se atreven a hablar se arriesgan al aislamiento. A Charlotte le costó su trabajo como árbitra internacional de hockey sobre hielo. Hoy trabaja como árbitra nacional de balonmano. Entrena a diario con su marido y colega árbitro Savice.

"Cuanto más mejoraba mi palmarés, más difícil era afrontarlo. Durante el entrenamiento, me podían lanzar violentamente una pelota para que me diera en la cabeza o me podían empujar a una posición difícil. Todo volvió a cristalizar una vez más en mi género. Y ha ido, de los kilómetros de polla que habría tenido que chupar para ir a los Juegos Olímpicos, a la discriminación en los vestuarios, donde me dejaban sola, nadie me hablaba”.

Charlotte arbitró partidos internacionales de hockey sobre hielo durante diez años, incluidos siete en el nivel profesional masculino francés superior. Entre ellos seis Campeonatos del Mundo y dos Juegos Olímpicos, Sochi y Pieonchang.

“No fui yo quien decidió poner fin a mi carrera. Me quitaron ese derecho desde que hablé en los Juegos Olímpicos de 2018. Acusé a la Federación de haberme convertido en víctima de discriminación tanto en el plano deportivo como en la gestión de mi carrera. Denuncié la discriminación, el sexismo y las agresiones sexuales contra otras árbitras y a partir de ese momento se organizó la omertá. Me dijeron claramente que la víctima no era yo, sino la institución a la que acusaba”.

La socióloga Beatrice Barbusse, secretaria de la federación francesa de balonmano y autora de, entre otros libros, de Del sexismo en el deporte, explica:_ “Nos juzgan como incompetentes a priori. Como eres una mujer, no eres competente a priori. Depende de nosotros demostrar que somos competentes. A un hombre ni se lo plantean. Pude darme cuenta de que en cierto número de situaciones sufriría descalificaciones, humillaciones o que me desacreditarían para anularte. Siempre tienes sobre ti tu género. _

El deporte ha sido tradicionalmente "cosa de hombres", tanto en términos de participación como de toma de decisiones. La representación de las mujeres en las federaciones deportivas de la UE es de alrededor del 14%. Los estudios revelan que se requiere un mínimo del 30% para establecer la diferencia. Barbusse, primera mujer francesa en dirigir un club deportivo masculino profesional cree en la intervención directa.

La socióloga apoya la ley francesa de 2014 que establece que las federaciones deportivas que tengan al menos un 25% de mujeres femeninos deben tener un 40% de mujeres en los consejos directivos. "_Tiene que haber mujeres mujeres en todos los niveles de la pirámide deportiva. Se puede imponer por ley. Y tiene que ser impuesto no solo en Francia, hay que imponerlo en Europa. Sí, hacen falta las cuotas". _

Audrey Cordon-Ragot,campeona nacional francesa de ciclismo en ruta no solo corre para ganar, sino también para promover la presencia de la mujer en el ciclismo. Cree que la discriminación está muy arraigada: “Hoy seguimos firmando licencias amateur como mujeres dentro de la Federación Francesa de Ciclismo. Esto no pasa con los hombres, que firman contratos profesionales. Lo único que pedimos es que se reconozca nuestro valor real para hacer del ciclismo nuestro trabajo”.

Audrey fundó una asociación para proteger los derechos ciclistas de las mujeres y ha optado por correr para un equipo no francés, Trek-Segafredo: “Correr para un equipo estadounidense me ayuda a emanciparme y a ver las cosas de una forma diferente a como las hubiera visto de haberme quedado en Francia. Todos sabemos que los países anglófonos son precursores juego en igualdad hombre mujer. Formar parte de este equipo subraya mi postura en este tema y es una forma de defenderlo aún más ".

Los estudios internacionales revelan que los eventos deportivos femeninos representan entre el 15% y el 20% de la cobertura de los medios en Europa, siendo la prensa escrita la más dominada por los hombres.

Hablamos con el director de L'Equipe, canal de televisión y periódico deportivo de propiedad privada francesa, Quizás quisiste decir: cazadieu l'équipe Jérôme Cazadieu: "Es verdad que si tenemos en cuenta los últimos cuatro o cinco años, hemos cubierto un poco menos, fútbol aparte, los eventos deportivos femeninos y los deportes de equipo, porque hoy hay menos campeonas en el deporte francés".

En agosto, L´equipe fue criticado por priorizar en portada el Tour de Francia y no al equipo femenino francés Olympique Lyonnnais ganador del quinto título consecutivo de la Liga de Campeones.

Para Cazadieu “Es una cuestión de jerarquía de noticias. Publicamos la historia y apareció en la portada, hicimos un gran banner. No me levanto por la mañana diciendo que tengo que buscar la igualdad entre el deporte masculino y femenino. Lo que hace que el deporte femenino sea más visible al final del día es el desempeño de nuestros equipos. Nos han criticado por no haber abierto en portada con la victoria de las jugadoras del Olympique Lyonnais, pero la televisión pública tampoco retransmitió el partido”.

El esfuerzo y la determinación han empezado a dar sus frutos. La situación ha ido mejorando constantemente en todos los frentes, a pesar de las barreras que aún existen, como la diferencia salarial. Claire Floret ha luchado desde 2015 por un Tour de Francia femenino y al final lo habrá. El Tour volverá en 2022. Su campaña a favor fue determinante.

El proyecto de Claire Floret ha llevado a un pelotón, un grupo creciente de ciclistas a lo largo de las etapas del Tour un día antes de la competencia oficial. Ahora están entrenando duro a pesar de las restricciones de Covid: _"La idea que late detrás de esto es hacer que el ciclismo sea más accesible para todos y mostrar que cualquiera que sea nuestro perfil deportivo, todos tenemos nuestro sitio en la bicicleta. _Es todo un logro un resultado real para nosotros. Sabemos que traerá oxígeno fresco al ciclismo femenino en general. Tendrá tanta visibilidad, que atraerá automáticamente más patrocinadores para los equipos. Esto les permitirá estructurarse mejor y pagar mejor a nuestras ciclistas. Es un círculo virtuoso".

Las mujeres se han dado cuenta de que necesitan estar unidas para ganar la carrera hacia la igualdad en el deporte.635560_EN.pdf%2B&cd=%204%20& hl =%20es%20& ct =%20clnk%20& gl =%20uk%20& client =%20firefox-b-ab) La creación de una red entre disciplinas se ha vuelto crucial para ganar un terreno de juego equilibrado donde no haya lugar para el sexismo.