Última hora
This content is not available in your region

Nicolas Sarkozy es juzgado por corrupción y tráfico de infuencias

Por Feyrouz con EFE AFP
euronews_icons_loading
Nicolas Sarkozy es juzgado por corrupción y tráfico de infuencias
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Si no hay contratiempos, Francia vivirá este lunes una jornada histórica, por primera vez un expresidente de la Republica, Nicolas Sarkozy, de 65 años y retirado de la polñitica desde 2016, se sentará en el banquillo de los acusados. Y junto a él estarán su abogado Thierry Herzog y el antiguo abogado general ante el Tribunal del Supremo, Gilbert Azibert.

Los tres están acusados de delitos de corrupción, activa y pasiva y tráfico de influencias.

Todo empezó con la investigación sobre la presunta financiación ilegal de la campaña presidencial de Sarkozy en 2007, por parte del régimen libio de Muamar Gadafi; una información desvelada en su día por Euronews.

Las escuchas telefónicas entre Sarkozy, que utilizaba un pseudonimo, y su abogado revelarían que intentaron corromper a Azibert, ofreciendole un puesto en el Consejo de Estado de Mónaco. En contrapartida, Azibert debía impedir que se hiciese público el contenido de las agendas personales de Sarkozy en relación con otro caso, la presunta recepción de fondos por parte de la millonaria dueña de l'Oreal, Liliane Bettencourt.

"Complot político"

En su defensa, Sarkozy afirma que no hay pruebas de que hiciera cualquier a favor a Azibert quien nunca obtuvo el puesto en Mónaco. Pero para la ley francesa, la única intención ya cuenta. La justicia también sospecha que un topo avisó a Sarkozy y a su abogado de las escuchas, y de ahí el cambio de planes. El expresidente mantiene ser víctima de un "complot político".

Tanto Nicolas Sarkozy como los dos otros incupaldos incurren una pena de 10 años de cárcel y un millón de euros de sanción.

El juicio podría ser suspendido nada más empezar

Pero el juicio debería interrumpirse nada más iniciarse este lunes, ya que el alto magistrado Gilbert Azibert de 74 años no estará presente en el Tribunal por el riesgo de contraer el coronavirus dada su avanzada edad. En consecuencia, la audiencia se suspenderá hasta que se realice un informe médico,

Ver a un expresidente en el banquillo es algo totalmente inédito en Francia. Cuando el fallecido Jacques Chirac, presidente entre 1995 y 2007, fue juzgado y condenado en 2011 por el caso de los empleos ficticios de la alcaldía de París, evitó comparecer ante el tribunal alegando su frágil estado de salud.