Última hora
This content is not available in your region

Afganistán, un proceso de paz en la cuerda floja

euronews_icons_loading
A family return - Afghnistan
A family return - Afghnistan   -   Derechos de autor  Gemunu Amarasinghe/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea ha vuelto a confirmar su solidaridad y colaboración con el pueblo de afgano en la conferencia de Afganistán 2020 celebrada en Ginebra. En los próximos cinco años destinará 1.200 millones de euros para ayuda de emergencia y proyectos a largo plazo.

Afganistán inició en febrero un proceso de paz para acabar con casi 20 años de guerra. Pero los altos niveles de violencia lo ponen en riesgo. El número de civiles afganos muertos o heridos en el conflicto no ha disminuido desde el inicio de las conversaciones de paz entre los afganos. Este año han muerto casi 6.000 civiles. Más del 30% eran niños y el 13% eran mujeres.

"Tenemos que entender que en estas conversaciones y tras el acuerdo de Doha entre los Estados Unidos y los talibanes, hubo cinco capítulos. Se han completado cuatro capítulos. El único que queda es el alto el fuego. Entonces, creo que la comunidad internacional tiene el derecho, el deber y la responsabilidad de hacer que los talibanes rindan cuentas al mundo y de lograr un alto el fuego no mañana sino hoy, porque el alto el fuego no debería ser el final del proceso porque este proceso puede llevar bastante tiempo. Puede llevar meses, tal vez años ", explica Roland Kobia, enviado especial de la UE a Afganistán.

Los afganos se mantienen como la segunda nacionalidad en número de solicitudes de asilo en la Unión Europea. Pero esto no es lo único que hace que el papel de la UE sea relevante, como explica Kobia. "Lo que hemos visto en el pasado es que la inestabilidad que viene de Afganistán también llega a partes remotas del mundo como Europa. Afganistán es hoy la primera población de migrantes irregulares en Europa, por lo que este es un punto muy importante y deberíamos encontrar una forma de gestionarlo y analizar las causas profundas. También están los narcóticos. Afganistán es el primer productor de heroína en el mundo. Por lo tanto, hay toda una gama de problemas que también van del extremismo, al extremismo violento, las ideologías radicales… Todas estas cosas pueden, por supuesto, ser exportadas fuera de Afganistán y llegar a nuestros países", asegura Kobia.

Las tropas estadounidenses entraron en el país para derrocar a los talibanes tras los ataques del 11S. Su retirada forma parte del acuerdo, pero según la mayoría de los diplomáticos y expertos en Europa, esto podría hacer que el frágil proceso de paz colapsase.

"Veo que Trump está dejando un venenoso regalo de despedida al presidente electo Biden al anunciar la retirada de las fuerzas estadounidenses. Lo más probable es que el presidente electo Biden tenga que retroceder y confirmar que el nivel actual de las fuerzas estadounidenses es el adecuado hasta que haya una marcada mejora en el terreno ", asegura Fabrice Pothier, analista de la consultora Rasmussen Global.

Pothier cree que el único papel posible para Europa pasa por apoyar económicamente a Afganistán, pero tiene poca influencia tanto en las negociaciones de paz como en su devenir futuro.