Última hora
This content is not available in your region

Brutalidad policial en Francia: un vídeo muestra una paliza a un hombre

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Imagen captada del vídeo de la agresión policial a un hombre
Imagen captada del vídeo de la agresión policial a un hombre   -   Derechos de autor  Vídeo difundido vía AP
Tamaño de texto Aa Aa

Francia está escandalizada y sobrecogida por un vídeo que muestra a tres policías dando una paliza a un hombre. Durante cinco minutos de imágenes, los agentes golpean repetidamente, con las manos y con porras, a un productor de música a la puerta de un estudio de grabación. El escándalo se produce cuando el Gobierno francés trata de aprobar una ley que trata de restringir la difusión de imágenes de las intervenciones policiales.

El vídeo, captado por una cámara de seguridad, ha sido visto por millones de personas en las redes sociales. El resultado es que los agentes implicados han sido suspendidos. Como explica el productor, estas imágenes eran su única prueba frente a los policías, que le acusaban de haberse resistido.

"Sin este vídeo estaríais publicando que un joven agredió a varios policías"

"Sin ese video yo no estaría hoy delante de vosotros. Sin ese vídeo estaríais publicando la misma historia, pero con un titular totalmente distinto: un joven agredió a policías, intentó apoderarse de su arma, les golpeó y otras cosas que he escuchado", dice Michel Zecler.

Según Zecler, los policías le siguieron hasta el estudio por no llevar la mascarilla puesta. Asegura que, durante la agresión, profirieron contra él insultos racistas como 'sucio negro'.

Varias personas, que estaban en la planta baja del estudio de grabación, acudieron en su auxilio al oír las voces. Los policías salieron entonces del local, aunque luego volvieron a entrar, forzando la puerta y lanzando una granada lacrimógena.

El productor acabó detenido durante 48 horas, acusado de ultraje, rebelión y de haber querido apoderarse de las armas de los agentes.

El vídeo que cambió las tornas: el ministro del Interior pide justicia

Tras la difusión del vídeo, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, reaccionó de forma inmediata. Él mismo pidió la suspensión de los agentes. También se han retirado todos los cargos contra el productor.

En horario de máxima audiencia en televisión, Darmanin ha acusado a los policías implicados de "ensuciar el uniforme".

"Me gustaría decir a los policías y a los gendarmes que los apoyo indefectiblemente, pero la contrapartida a ese apoyo es la exigencia, como ministro del Interior, de un respeto absoluto de la ley y la deontología. Cuando hay personas que meten la pata, deben renunciar al uniforme, deben dejar el trabajo y deben ser castigadas por la justicia", afirmó Darmanin.

La polémica Ley de Seguridad, en jaque

Este escándalo se produce precisamente cuando el Gobierno de Emmanuel Macron está impulsando una polémica Ley de Seguridad Global con la que pretende impedir que se difundan imágenes en las que se pueda reconocer los rostros de los policías durante sus intervenciones.

El ejecutivo dice que es para proteger a los agentes de eventuales amenazas y agresiones. Sin embargo, para sus detractores, es una ley 'liberticida', que atenta contra el derecho a informar.

Esta misma semana, hubo otro caso en Francia denunciado como ejemplo de brutalidad policial, cuando las fuerzas policiales expulsaron de forma contundente a cientos de migrantes acampados en una plaza de París.