Última hora
This content is not available in your region

Un año de prisión para el policía belga que mató a Mawda, una niña inmigrante de dos años

euronews_icons_loading
Un año de prisión para el policía belga que mató a Mawda, una niña inmigrante de dos años
Derechos de autor  Virginia Mayo/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Un año de prisión en suspenso es la condena que ha recibido un agente de policía belga por la muerte de una niña en lo que se ha considerado un "homicidio por falta de previsión o precaución".

En 2018, durante una persecución en una autopista al sur de Bruselas, el policía disparó contra una furgoneta que transportaba migrantes matando involuntariamente a Mawda, una niña kurda de dos años.

"Es un poco complicado que un policía en estas circunstancias haya actuado de una manera que hoy, a posteriori, se ha considerado incorrecta, cuando tenemos al Ministro del Interior, que es jerárquicamente su superior al más alto nivel, que dice que esa es la manera de actuar", defiende su abogado Laurent Kennes.

El policía explicó durante la investigación que quería apuntar a la rueda delantera izquierda del vehículo para detenerlo. En el juicio dijo que si hubiera "sabido que había un niño en el vehículo, nunca habría sacado su arma".

Pero las víctimas denuncian que sus versiones no se sostienen. "¿Por qué los policías dijeron a los paramédicos que la niña se había caído de la furgoneta? ¿Por qué había esta otra versión de que la niña fue utilizada para romper el cristal de la furgoneta? No hay nada de eso", critica la abogada de la familia Selma Benkhelifa.

Mientras tanto, decenas de personas se congregaron ante el tribunal para apoyar a la familia de Mawda.

La muerte de la niña se ha convertido para muchos belgas en un símbolo de la injusticia a la que se enfrentan los inmigrantes y refugiados que huyen de sus países de origen para buscar una vida mejor en Europa.