Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido se convierte en el primer país en autorizar la vacuna contra la COVID de Pfizer

euronews_icons_loading
Reino Unido se convierte en el primer país en autorizar la vacuna contra la COVID de Pfizer
Derechos de autor  JOEL SAGET/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Reino Unido se ha convertido en el primer país en aprobar la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer y BioNTech. El primer ministro, Boris Johnson, ha calificado la noticia de "fantástica". Cincuenta hospitales británicos ya están listos para empezar a vacunar la semana que viene.

El Reino Unido, con más de 59.000 muertos, es el país más castigado de Europa por la pandemia. El primer ministro británico, Boris Johnson, ha calificado esta autorización de "fantástica". "La protección de las vacunas es la que en última instancia nos permitirá retomar nuestras vidas y recuperar la economía" ha dicho en un tuit.

La vacuna de Pfizer se espera que también sea la primera autorizada en la Unión Europea, como muy tarde el 29 de diciembre. En Alemania ya se están preparando.

El Reino Unido tiene contratadas con Pfizer 40 millones de dosis

Pero será el Reino Unido el que marque la pauta. Tiene un contrato con Pfizer por 40 millones de dosis, lo que le permitirá vacunar a 20 millones de personas, dado que cada persona tiene que recibir dos inyecciones con tres semanas de diferencia.

En los ensayos clínicos, la vacuna de Pfizer ha demostrado ser un 95 % efectiva y con buenos resultados para todos, tanto jóvenes como ancianos.

Se espera que el llamado Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización publique sobre su reconmendación sobre qué grupos serán los primeros en recibir la vacuna, pero se espera que sean los ancianos y el personal sanitario.

Los hospitales británicos también están preparados para vacunar con las dosis desarrolladas por la universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca, que aún está siendo evaluada por el organismo regulador. La ventaja de esta vacuna es que no requiere condiciones de frío extremo para su almacenamiento, a diferencia de la de Pfizer.

Las agencias reguladoras de la UE y los EE.UU. también están revisando la vacuna de Pfizer y BioNTech y podrían autorizar su uso de emergencia este mes. La UE ha asegurado un acuerdo con las compañías para 300 millones de dosis.

Pfizer y BioNTech han dicho que tienen la capacidad de producir 50 millones de dosis de la vacuna en 2020 y hasta 1.300 millones de dosis de la vacuna en 2021.

Esta vacuna se basa en una nueva tecnología que contiene instrucciones genéticas que ayudan al cuerpo a reconocer la proteína de punta del coronavirus, que se utiliza para entrar en las células del cuerpo.

La vacuna fue "bien tolerada" por los más de 43.000 participantes inscritos en la fase tres de los ensayos, dijo la compañía a principios de mes. Esos ensayos continúan incluso cuando la vacuna es aprobada para uso de emergencia.

Los participantes continuarán siendo monitoreados para determinar cómo protege y su seguridad por dos años más después de su segunda dosis.

La vacuna podría ser más difícil de distribuir que otras, según los expertos, ya que necesita ser almacenada a temperaturas ultracongeladas (-70 grados centígrados).