Última hora
This content is not available in your region

Una residencia de ancianos española invulnerable a la pandemia

euronews_icons_loading
La toma de medidas al principio de la pandemia protegió esta residencia
La toma de medidas al principio de la pandemia protegió esta residencia   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La Residencia Sagrado Corazón, de Campo de Criptana, en España, es una singular fortaleza anticovid. Lleva nueve meses sin que el coronavirus traspase sus muros. La clave: ir siempre por delante gracias al consejo de sus médicos.

Sor Clara Morales madre superiora de la residencia, explicó a Euronews las precauciones que tomaron: “Antes de que el Gobierno diera el Estado de Alarma, diera el aviso... Nosotros ya habíamos cerrado días antes, incluso las visitas ya se habían restringido a una persona, pero sin contacto con el residente meses antes”

Lo más difícil según la madre superiora fue suprimir a cero las visitas. Vicente Manzaneque, sacerdote y uno de los residentes, tiene 92 años. Combate la soledad saliendo en su turno para hablar con algún vecino a través de la verja: “Yo tengo medios para salir: leer, oír música, el ordenador… son instrumentos que me hacen salir de mi habitación y recorrer el mundo entero”.

Los trabajadores también han reducido su vida social al máximo. Ahora entran al centro como si se tratase de un laboratorio. Han dividido el edificio en dos zonas. Excepcionalmente nos dejan grabar en el primer nivel que denominan sucio. En los demás pisos han habilitado salas extra para poder separar a los residentes.

Sara Zarco, enfermera de la residencia vive el día a día del centro: "Por ejemplo los miércoles todos los abuelos bailaban juntos, o si se ponía una película o se proyectaba todos los abuelos estaban juntos, todo eso ahora de repente cambia y se hace por sectores, se hace por departamentos de manera que los que viven en un departamento solo pueden relacionarse con los que viven en ese departamento."

La colaboración de los vecinos ha sido esencial para que la residencia haya resistido dentro de Castilla la Mancha, una de las regiones más afectadas de Europa.

Santiago Lázaro, alcalde de Campo de Criptana hace balance: "Todo lo que tiene que ver con materiales, alimentos, ayudas de alimentación también, con todo tipo de productos higiénicos que eran muy necesarios en ese momento también, esas son las donaciones que ha hecho por parte de la sociedad criptanense.”

Los residentes y trabajadores de este centro han demostrado que a costa de limitar sus vidas se puede sobrevivir a la pandemia. España ocupa el segundo lugar en cuanto a tasa de mortalidad de la Unión Europea en residencias en los mayores de 80 años , solo por detrás de Bélgica. La OCDE estima que en el país se han producido 7168 decesos en esa franja por cada millón de habitantes.