Última hora
This content is not available in your region

Los búlgaros y normacedonios están pendientes de resolver sus disputas históricas

euronews_icons_loading
Los búlgaros y normacedonios están pendientes de resolver sus disputas históricas
Derechos de autor  Darko Vojinovic/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Antes de que Bulgaria rechazara el inicio de las conversaciones para la adhesión de Macedonia del Norte, buscaba convertirse en una especie de líder regional de la UE. Incluso incluyó el tema de la ampliación en la agenda de la Unión Europea durante su propia presidencia de la UE en 2018.

Sofía y Skopie estaban allanando el camino con un tratado de amistad firmado en 2017. Un tratado que ahora no está siendo respetado por Macedonia del Norte, según el Gobierno búlgaro.

Bulgaria quiere que Macedonia del Norte reconozca formalmente que su idioma tiene raíces búlgaras y que elimine lo que dice que es retórica anti-búlgara.

A pesar de bloquear las conversaciones de preadhesión con Macedonia del Norte, el Gobierno búlgaro dice que sigue abierto al diálogo. Sin embargo, insiste en que todos los asuntos bilaterales sean aclarados antes de comenzar cualquier tipo de conversación."

Según la Ministra de Asuntos Exteriores búlgara, esta es la única manera de asegurar que el proceso de ampliación no debilite a la UE.

Ekaterina Zakharieva, Ministra de Asuntos Exteriores de Bulgaria destaca:

"Si hay cuestiones bilaterales no resueltas y se ignoran sistemáticamente los tratados, significa que el país candidato no está preparado. Y para decirlo claramente, esto es lo que está pasando con el desacuerdo entre Bulgaria y Macedonia del Norte. No está cumpliendo el tratado de amistad de 2017".

El documento tiene como objetivo resolver asuntos históricos entre los dos países, como disputas, discursos de odio o asuntos de minorías.

Ekaterina Zakharieva, añade: "Macedonia del Norte se comprometió a no aceptar reclamaciones de minorías bulgaras... esto significa que un tercio de la población búlgara que vive en la región de Pirinska Makedonia es una minoría. ¡Es absurdo! Esta gente nunca lo aceptará."

Sofía niega haber intentado presionar a Skopje para que llame al idioma de Macedonia del Norte una forma dialectal de los búlgaros.

Mientras que Macedonia del Norte dice que Bulgaria está obstaculizando su derecho a la autodeterminación y no está mostrando "amistad ni hermandad" bloqueando las conversaciones.

Fuentes adicionales • JUan Carlos de Santos (versión en español)