Última hora
This content is not available in your region

La bielorrusa Tijanóvskaya "esperaba mucho más" de Europa

Access to the comments Comentarios
Por Isabel Marques da Silva
euronews_icons_loading
La bielorrusa Tijanóvskaya "esperaba mucho más" de Europa
Derechos de autor  JOHN THYS/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

La oposición bielorrusa cree que la Unión Europea puede y debe hacer más para defender su causa.

Su líder, Svetlana Tijanóvskaya, ha viajado hasta Bruselas para recoger el premio Sájarov a la libertad de conciencia en nombre del pueblo bielorruso.

En una entrevista con Euronews, ha explicado que las sanciones aprobadas hasta ahora por Bruselas son insuficientes. Y que hará falta más para doblegar al presidente Alexander Lukashenko.

"Hay 32.000 personas detenidas y sólo 80 personas han sido incluidas en la lista de las sanciones. No es serio. La situación en nuestro país es espantosa, mucha gente ha sido torturada y violada en las cárceles. Las medidas adoptada son mínimas, los pasos son demasiado lentos. Realmente esperábamos mucho más", afirma Tijanóvskaya.

El diálogo entre la oposición y Lukashenko es inexistente, por lo que Tijanóvskaya aprueba la propuesta del Parlamento Europeo para crear un grupo de alto nivel integrado por ex jefes de Estado y de Gobierno para enviar una misión a Minsk.

"La gente está luchando por los valores que ustedes admiran. Por favor, ayúdennos. Sus declaraciones y sus decisiones deben ser tan valientes como la gente de Bielorrusia. Insistimos para que los países europeos, por separado o en el marco de la Unión, busquen oportunidades para facilitar el diálogo. Es importante seguir burcando fórmulas no convencionales para solucionar el problema", dice la líder opositora.

Maestra y madre de dos hijos, decidió presentarse a las elecciones para sustituir a su marido detenido. Oficialmente, tan sólo obtuvo el 10% de los votos. Pero la oposición cree que hubo fraude y exige que se repitan las elecciones.

Tijanóvskaya, que al principio se presentaba como un símbolo de la libertad, ha acabado por asumir su papel de líder. "Puedo considerarme como la líder de la Bielorrusia democrática porque la gente me ha elegido como su líder. Me han elegido como su presidenta. Pero como no tenemos pruebas, no puedo autodenominarme así".

En cuanto al Premio Sájarov, dice sentirse realmente honrada. "El pueblo de Bielorrusia lo ha conseguido y debo decir que es la tercera vez. Esto significa que nuestra lucha por la democracia es bastante, bastante larga... Pero este año es diferente porque este año la gente de Bielorrusia se ha despertado, se ha vuelto realmente libre en su corazón y en su cabeza".