This content is not available in your region

Los ecos del asesinato del profesor Paty llegan a Países Bajos

Access to the comments Comentarios
Por Monica Pinna
euronews_icons_loading
Los ecos del asesinato del profesor Paty llegan a Países Bajos
Derechos de autor  euronews

El impacto del asesinato del profesor Samuel Paty cruza la frontera francesa y divide a Holanda. Más allá del miedo, la ira y el silencio, hablamos de caricaturas, del islam y de la libertad de expresión. Pueden ver el reportaje completo en el vídeo de la parte superior de esta página.

Francia quedó impactada de lleno por el brutal asesinato del profesor Paty y su eco resuena mucho más allá de las fronteras del país. Fue decapitado por hacer su trabajo, mostrar las polémicas caricaturas de Mahoma, en una clase sobre la libertad de expresión. Hoy en día, en Holanda otros profesores temen por su vida al ejercer su libertad de cátedra.

Uno de los profesores de un instituto de enseñanza media de Rotterdam ha estado ausente durante semanas. Está bajo protección policial porque recibió amenazas después de la conmemoración del funeral de Paty. La amenaza llegó porque hace cinco años colgó una caricatura en el aula en apoyo del periódico satírico Charlie Hebdo.

Es fácil ver síntomas del amedrantamiento en estras tres opiniones grabadas en las calles de Amsterdam

"El profesor tan solo ejerció sus derechos constitucionales para expresar su opinión. Quien no esté de acuerdo, que hable de ello y le pida amablemente que lo retire."

"Mostrar algo positivo sobre la religión es algo bueno, pero las caricaturas son más bien negativas."

"No creo que sea verdaderamente apropiado ponerlas en la escuela, especialmente cuando hay niños que también tienen algunas creencias."

La caricatura que reavivó el debate en la sociedad holandesa muestra al dibujante del semanario Charlie Hebdo decapitado sacandole la lengua a un yihadista con una espada ensangrentada. Se titula Inmortal.

Varios estudiantes del Colegio Emaús han confundido al yihadista con el profeta Mahoma.

La foto de la caricatura en el aula del profesor holandés fue publicada en las redes sociales poco después del funeral de estado de Samuel Paty. Un estudiante fue detenido por amenazas de muerte.

El Colegio Emaús se negó a hacer comentarios a Euronews

Euronews llamó a la puerta de ocho mezquitas e igual número de escuelas, de Amsterdam a Rotterdam pero nadie aceptó reunirse con nosotros para hablar sobre las caricaturas y la libertad de expresión.

Al final, un profesor de otra escuela aceptó. Dijo nunca haberse sentido en peligro, pero pidió permanecer en el anonimato. Discutimos si las caricaturas debían mostrarse en la escuela:"La provocación debe tener un objetivo. Si la intención es escandalizar y luego tener una conversación con sus hijos sobre estas cosas, entonces tal vez sea adecuado. Pero, ya saben, también hablo de sexo en mi clase. Y hablamos de películas pornográficas, no voy a mostrar esas películas. Podemos hablar de ello sin mostrar las fotos."

Dos imanes holandeses han pedido que se reinstaure la ley de blasfemia, derogada en 2013. Hay un frente firme que cree que la libertad de expresión debe ser protegida a toda costa.

Pero, ¿Qué dicen los caricaturistas? Le preguntamos al responsable de un movimiento mundial de dibujantes en Amsterdam si debería haber limitaciones a su trabajo.

El ilustrador y caricaturista holandés Tjeerd Royaards, explica la presencia de la violencia como condicionante: "Hacer sátira y dibujar caricaturas en medios es operar en los límites de la libertad de expresión y explorar dónde están esos límites. La dificultad de hoy en día es que la violencia entra en juego cuando se habla de las consecuencias de las caricaturas. Pero no creo que poner nuevos límites vaya a ayudar porque será unos límites móviles. \_Los caricaturistas se autocensuran y hay temas sobre los que dibujarán o no. Tienen, referencias visuales que usarán o no. La libertad de expresión no es ilimitada"._

Los atentados islamistas no empezaron con Charlie Hebdo, la amenaza viene de más atrás. El periódico danés Jyllands-Posten fue el primero en publicar caricaturas satíricas de Mahoma en 2005. El semanario francés las republicó y añadió más.

Para Philippe Val, ex editor ejecutivo de Charlie Hebdo, el humor no debe ser visto como una provocación:"De ninguna manera es una provocación. Ejercer el derecho a la libertad de caricaturizar y a la libertad de prensa no es una provocación".

Todo el mundo sabe lo que pasó después. El ataque mortal a Charlie Hebdo en 2015 marcó el inicio de una serie de atentados yihadistas que se han cobrado alrededor de cuatrocientas vidas en Europa, más de doscientas en Francia.

El profesor Samuel Paty fue uno de ellos y no fue un atentado aislado. Sólo semanas después en Niza, un ataque terrorista islamista mató a tres personas en una iglesia católica.

Viena fue la siguiente. Un tiroteo cerca de una sinagoga dejó cuatro muertos. El ataque fue reclamado por el Estado Islámico.

¿Pero cual es la implantación del islam radical en Holanda? ¿Es un terreno fértil para un ataque terrorista? Se lo preguntamos a una organización musulmana que representa a setenta mezquitas en Rotterdam.

Su trabajo consiste en mediar entre el islam y las instituciones civiles. Al frente está Zakaria Chiadmi:"No puedo asegurar al cien por cien que eso nunca vaya a pasar aquí. Tuvimos nuestra cuota de incidentes en Holanda, no directamente de la comunidad musulmana, sino de combatientes solitarios."

El asesinato que marcó a Holanda es el de una de las figuras más controvertidas y famosas del país. Las bicicletas pasan por encima de una silueta de tiza sin siquiera notarlo en Amsterdam en el lugar donde el director y productor de cine Theo Van Gogh fue asesinado hace 16 años. El enfant terrible holandés pagó con su vida su crítica al islam.

La editora Ebru Umar trabajó con Van Gogh durante años. Es una defensora sin excusas ni pretextos de la libertad de expresión. Aprendió de la manera más dura que tiene un precio:"Todo lo que escribimos fue divertido, pero también fue un desafío. Pero había humor en lo que escribíamos. Nunca imaginamos que habría un asesinato por motivos religiosos islámicos. Y de pronto, pasó. \_Pasó en Francia ahora, pero algún día ocurrirá aquí también. Queremos ignorarlo mientras no nos pase en casa, mientras no nos afecte, hasta entonces callamos."_

Van Gogh era un hombre de derecha muy carismático. Era impactante, como su documental Sumisión_, _sobre la degradación de la mujer en el islam y los matrimonios forzados. Sus escenas explícitas y provocativas fueron las que desencadenaron que su asesino por un musulmán nacido en Holanda. Su colega condena el silencio que se produce tras este tipo de asesinatos.

Violentas protestas estallaron en todo el mundo musulmán en 2005 y 2006 después de que se publicaran las caricaturas del profeta Mahoma. Cientos de personas murieron durante los disturbios.

Las mismas escenas siguen produciéndose hoy en día. Es la respuesta de los países musulmanes ante el anuncio del presidente francés Emmanuel Macron de una campaña de represión contra el radicalismo islámico. Anunció la campaña antes y después de la muerte de Paty. En consecuencia: ¿qué ha cambiado desde 2015?

Royaards reconoce que "Desde Charlie Hebdo, todo se ha vuelto más peligroso. Se ha vuelto más impredecible. Hemos recibido más amenazas debido a nuestro trabajo. Así que en general, se ha convertido en un entorno más complejo para hacer caricaturas".

La disyuntiva está entre el retroceso del mundo occidental y la renuncia a principios laicos por presiones o amenazas o bien en la necesidad de que la comunidad musulmana reconsidere su concepto de blasfemia y de libertades públicas.