Última hora
This content is not available in your region

Cuatro años más tarde, Reino Unido y la UE sellan un acuerdo de Brexit justo antes de Navidad

El primer ministro de Reino Unido Boris Johnson en una comparencia en la que explica el acuerdo de Brexit.
El primer ministro de Reino Unido Boris Johnson en una comparencia en la que explica el acuerdo de Brexit.   -   Derechos de autor  Paul Grover/Pool Photo via AP
Tamaño de texto Aa Aa

"Por fin podemos dejar el Brexit atrás".

Con estas palabras, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, anunció este jueves que la Unión Europea (UE) y el Reino Unido han llegado a un acuerdo "justo y equilibrado" sobre su relación comercial tras el Brexit, lo que permite dejarlo "atrás".

"Por fin podemos dejar el Brexit atrás y la Unión Europea puede seguir avanzando", dijo la presidenta de la CE en su comparecencia poco después de conocerse que habían sellado el acuerdo que se aplicará a partir el próximo 1 de enero y "evitará perturbaciones" a trabajadores, viajeros y empresas. Von der Leyen reconoció que conseguir el pacto ha sido "un camino largo y sinuoso" pero "era un acuerdo por el que había que luchar".

"Protegerá los intereses de los europeos y el acuerdo va, lo creo así, en el interés del Reino Unido", dijo la presidenta de la Comisión Europea, que describió el pacto como un "nuevo punto de partida con un amigo de largo tiempo".

En el reproductor puedes volver a ver las comparecencias de Boris Johnson, Ursula von der Leyen y Michel Barnier.

Intensos contactos entre Johnson y Von der Leyen

El primer ministro británico, Boris Johnson, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, han estado en contacto telefónico, durante las últimas 24 horas, en un intento de romper el bloqueo.

Pesca y competencia

Los principales obstáculos, estos meses, han sido los derechos de pesca y las reglas de la competencia de las empresas británicas y comunitarias.

Según fuentes de la UE, se están dando los "los últimos detalles" al pacto, y un acuerdo podría ser anunciado en las próximas horas.

El texto final es un documento que se cree que tiene unas 2.000 páginas.

Las consecuencias de un no acuerdo

Un divorcio sin acuerdo acarrearía consecuencias a nivel político y sobre todo económico. A partir del 1 de enero, finalizado el período transitorio, los intercambios comerciales entre ambas partes se regirían por las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con cuotas, aranceles y burocracia que podría llevar al caos y el desabastecimiento.

El Reino Unido tiene mucho más que perder: exporta el 47% de sus productos hacia la Europa continental. Los Ventisiete, un 8% hacia territorio británico.