Última hora
This content is not available in your region

"No hay ganador en el Brexit", Michel Barnier

euronews_icons_loading
Michel Barnier, negociador jefe de la Unión Europea para el Brexit, en France 2
Michel Barnier, negociador jefe de la Unión Europea para el Brexit, en France 2   -   Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

El culebrón del Brexit llega a su fin. A medida que se van conociendo los detalles del acuerdo y se espera su ratificación por parte del Parlamento británico y del Parlamento Europeo, la sensación en ambas partes es de alivio.

Londres y Bruselas querían lograr un pacto para evitar una relación tempestuosa a partir del 1 de enero.

"No hay ganador en el Brexit, es perdedor-perdedor, es un debilitamiento separarse, sobre todo en el mundo de hoy, un mundo peligroso e inestable donde debemos estar juntos, para pesar contra Estados Unidos o China. Inglaterra, el Reino Unido ha optado por ser solitario en lugar de solidario. Lo siento, pero mi mandato era dejar atrás el Brexit lo más rápido posible. Lo hemos hecho en unidad, con firmeza", declaraba Michel Barnier, negociador jefe de la Unión Europea (UE) para el Brexit.

"Creo que ambas partes estarán contentas con este acuerdo porque en general han conseguido lo que querían. El Reino Unido tiene la libertad de divergir de forma limitada, pero la UE tiene la libertad de tomar medidas si sienten que es injusto o que le da al Reino Unido una ventaja injusta", explicaba David Henig, director del Proyecto de Política Comercial del Reino Unido.

Escocia piensa en un nuevo referéndum

Los laboristas apoyarán el acuerdo y muchos Gobiernos de Europa lo han saludado. Pero para Londres, las preocupaciones vienen ahora del norte. Escocia, que votó masivamente por la permanencia en la UE, piensa ya en un nuevo referéndum. Esta vez, la independencia podría ganar.

"Ha habido un crecimiento masivo en el sentimiento a favor de la independencia escocesa. Sin duda, también para mí desde antes de 2016, pero en 2016, el referéndum del Brexit me empujó a pensar que Escocia debería ser independiente. Creo que podríamos ser guiados mejor desde Escocia. Sería bueno sentir que todavía podemos ser parte de la UE y que, con suerte, nos invitarían a volver. Estoy a favor, sin duda", señalaba Henry Gray, trabajador social.

Con la fecha límite del Brexit establecida en la agenda, ahora el Reino Unido y la Unión Europea pueden concentrarse en combatir la pandemia, un tema en el que ambos pelean en la misma dirección.